Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unidos Podemos fuerza un debate en el Congreso para abrir la puerta a la eutanasia en la ley de muerte digna

Unidos Podemos va a forzar un nuevo debate en el Pleno del Congreso sobre los límites de la ley de muerte digna presentada por Ciudadanos, tras registrar su ley de eutanasia, que fue rechazada por la Cámara Baja el pasado mes de marzo, como texto alternativo a la iniciativa de la formación naranja que se tramita actualmente.
En su enmienda de totalidad, el grupo confederal busca que la Cámara trabaje con un documento "completo y actualizado" que cumpla con una sociedad que, a su juicio, "reclama algo más que una ley en la que sólo se reconozcan derechos que ya recogen legislaciones de hace más de una década". Además, considera necesario seguir "ampliando la base de derechos y libertades de la población", algo que, a su juicio, pasa por retomar la iniciativa de la regulación de la eutanasia y el suicidio médicamente asistido".
Así, esta nueva propuesta plantea unas "bases generales de derechos en el ámbito de los cuidados paliativos, introduciendo la sedación paliativa en estos derechos con las indicaciones clínicas pertinentes" y establece los "requisitos necesarios para que se garantice una cobertura universal de los cuidados paliativos, atendiendo demandas de la sociedad civil en este ámbito como la de garantizar la asistencia en el domicilio los 365 días y las 24 horas".
ELIMINA EL "SUFRIMIENTO PSÍQUICO INTOLERABLE"
En cuanto a la solicitud de eutanasia, la formación mantiene los requisitos de que el solicitante sea mayor de 18 años o menor emancipado y que haya realizado una petición de forma voluntaria que se deberá ratificar en, al menos, dos ocasiones, con un espacio de 15 días. Sin embargo, en los cambios realizados en el texto original, impulsado por IU y Podemos, se elimina el "sufrimiento psíquico intolerable" como causa de solicitud de esta práctica.
"Además, se ha introducido una enmienda adicional derogatoria para revertir la reforma de la ley de autonomía del paciente que aplicó el PP en 2015", señala el comunicado. En este sentido, explica que se busca acabar con la "vulneración y el retroceso en la autonomía de las personas para tomar decisiones que fueran contrarias al mantenimiento a toda costa de la vida, especialmente en el ámbito del rechazo al tratamiento".
Tras lo que, según señalan, es un "esfuerzo de concreción y actualización de propuestas", el grupo confederal ha invitado al resto de formaciones en el Congreso a "que entiendan la demanda real de la sociedad para que se regule la eutanasia" y le llama a unirse para "comenzar una regulación conjunta y sosegada que incluya al Estado español entre aquellos en los que se reconoce este derecho en supuestos concretos".
CIUDADANOS "NO APORTA CASI NADA"
Para Unidos Podemos, la propuesta de Ciudadanos en trámite "no aporta casi nada", como tampoco lo hacía la que registró el PSOE semanas antes sobre la misma materia. Así, detalla que el marco legislativo actual, que estableció la ley y los desarrollos legales y normativos posteriores a nivel autonómico, hacen que a día de hoy el acceso a los cuidados paliativos "no sea un asunto de leyes, sino de políticas y de recursos".
"Lo importante para lograr una cobertura universal en cuidados paliativos es la inversión pública y la formación integral del personal sanitario", añade, para señalar que en este punto también inciden las propuestas de esta enmienda a la totalidad, que respeta escrupulosamente las competencias autonómicas y tiene mucho cuidado de no invadirlas, algo que, a su juicio, "no tiene en cuenta la proposición de ley de Ciudadanos".