Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unidos Podemos pide cesar al presidente del CSN por "falta de neutralidad y de credibilidad" en materia de seguridad

Unidos Podemos ha pedido en el Congreso el cese y la reprobación del presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) alegando el "debilitamiento de la cultura de seguridad, la disminución de la percepción de independencia y neutralidad del CSN en relación al Gobierno y la industria nuclear".
Esta iniciativa se ha registrado en una propuesta de resolución presentada con motivo del Debate del Informe General de las actividades realizadas por el CSN durante el año 2014 y 2015.
El portavoz de Energía de la formación morada, Josep Vendrell y su homólogo en Medio Ambiente, Juantxo López Uralde, han reflejado también en esta propuesta la necesidad "urgente" del cierre de la Central Nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) y han instado al Gobierno a elaborar un proyecto de cierre progresivo de todas las centrales nucleares del Estado conforme a los criterios internacionales.
En este sentido, la iniciativa recoge unas 50 medidas concretas para mejorar la política energética. Entre ellas, la formación destaca la necesidad de aprobar e implementar un plan de transparencia, hacer públicas las deliberaciones del pleno del CSN y retransmitir en directo las reuniones del pleno, elaborar un Plan General de Residuos Radiactivos que actualice la situación o modificar la forma de elección de los miembros del CSN.
Unidos Podemos también cree necesario presentar ante los partidos representados en el Confreso una propuesta de revisión de la fiscalidad sobre la energía nuclear, garantizando así la internalización de los costes de la misma, en especial la gestión de los residuos, y eliminar los beneficios caídos del cielo.
FALTA DE CREDIBILIDAD
López de Uralde, coportavoz de Equo, ha señalado que "el CSN ha estado al servicio del Gobierno para facilitar su objetivo de alargar la vida de las centrales nucleares" y, en su opinión, "el irregular proceso para el dictamen de Garoña ha minado gravemente la credibilidad del organismo regulador.
"Por eso planteamos toda una serie de propuestas que tienen por objetivo reiniciar el CSN para que sea realmente un organismo de control y supervisión de la energía nuclear, y deje de estar al servicio de intereses ajenos a la seguridad. Para ello es imprescindible el cese de su actual Presidente, responsable de la actual situación del Consejo", ha indicado el diputado.
Por su parte, Vendrell cree que, en los últimos años, "la cultura de la seguridad, la independencia y la neutralidad del CSN se han debilitado" debido a que el regulador han avalado decisiones del Gobierno y del "oligopolio eléctrico", como en el caso de Garoña.