Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE registró en 2015 el menor consumo de sustancias dañinas la capa de ozono en una década

La Unión Europea registró en 2015 el menor nivel de consumo de sustancias químicas que dañan la capa de ozono desde 2006, debido en parte a una caída de las importaciones, según un estudio publicado este viernes 16 de septiembre por la Agencia Europea de Medio Ambiente con motivo del Día por la Preservación de la Capa de Ozono.
La normativa comunitaria que regula la reducción de las "sustancias que disminuyen el ozono" (ODS por sus siglas en inglés) estipula que las empresas están obligadas a informar sobre la producción, importación, exportación y destrucción de las mismas. Estos datos que se utilizan para calcular el "consumo" de las ODS, la unidad establecida para evaluar el progreso bajo el Protocolo de Montreal.
Así, el consumo de ODS puede resultar negativo si la cantidad de sustancias producidas e importadas es menor a la cantidad exportada o destruida.
De esta forma, según la EEA, el consumo de ODS en el conjunto del bloque comunitario alcanzó su menor nivel negativo desde 2006 con un valor de -3.808 toneladas, una cifra inferior a la del año anterior en 1.305 toneladas.
Además, el informe publicado este viernes por al Agencia Europea de Medio Ambiente señala que un factor "significativo" en esta reducción ha sido la caída de las importaciones en un 12% en comparación con 2014. Además, los datos apuntan que durante el pasado año se incrementó la destrucción de sustancias controladas.
El Protocolo de Montreal identifica a 200 sustancias individuales como "sustancias que disminuyen el ozono" o ODS. Entre ellas se encuentran los clorofluorocarbonos (CFC) y los hidroclorofluorocarbonos (HCFC), utilizados principalmente en productos refrigerantes, propelentes en botes de spray, agentes para la fabricación de espumas, disolventes y extintores.