Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UCM denuncia que se sacaran restos cadavéricos de Anatomía II

Cadáveres apilados en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de MadridInformativos Telecinco

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha registrado este viernes una denuncia ante la Fiscalía Provincial de Madrid. En la acusación se solicita al Ministerio Público que practique las diligencias necesarias para concretar posibles responsabilidades después de conocer que la Guardia Civil de Madrid localizó en una nave de Arganda del Rey los restos cadavéricos retirados irregularmente del departamento de Anatomía II.

En un comunicado, la Universidad detalla que ha optado por registrar una denuncia para que se esclarezcan los hechos que se han producido durante los últimos días en el tratamiento de los restos cadavéricos en el Departamento de Anatomía y Embriología II.
La Complutense detalla en su escrito ante la Fiscalía las fechas en las que ha ido conociendo, a través de los medios de comunicación, las situaciones "de excepcionalidad "que se han producido en el mencionado departamento de la Facultad de Medicina y las medidas que se han adoptado.
En este sentido, detalla que se ha procedido a la apertura de información reservada, cese del director del departamento y expediente disciplinario sobre el ya exresponsable José Ramón Mérida.
Los restos se encontraban en más de una veintena de cubetas azules en el interior de un camión, que supuestamente se había retirado a primera hora de la mañana del departamento universitario a pesar de que dichas instalaciones habían sido precintadas por Inspección de Trabajo, según han confirmado fuentes policiales y judiciales.
La Guardia Civil actuó tras conocer que esos restos humanos, destinados al prácticas estudiantiles y que se encontraban amontonados en un lamentable estado en dicho departamento de Anatomía, había sido trasladados pese al precinto y podían ser incinerados indebidamente.
Hasta la nave de Arganda llegaron varios agentes del Grupo especializado en desactivación de explosivos y en naturaleza NRBQ (Nuclear, Radiológico, Biológico y Químico), que no abrieron los cubos, así que optaron por los rayos X, según ha precisado el diario 'El Mundo'.
A raíz de estos hechos, la Guardia Civil envió una notificación al juzgado número 5 de Arganda del Rey, que estaba de guardia en ese momento. Previsiblemente, el Instituto Armado formalizará un atestado por un posible delito de falsedad documental, ya que los cubetas con los restos mortuorios no habrían sido debidamente catalogados, ya que los cadáveres no se pueden catalogar como residuos.
Previsiblemente también el juzgado de Arganda remitirá dicha documentación a los Juzgados de Plaza de Castilla, ya que el asunto originario parte Madrid capital, de la Facultad de Medicina, han señalado las mismas fuentes.