Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primo de Ruth: "Me dijo hasta tres veces que mató a sus hijos"

El primo de Ruth Ortiz, la madre de los niños supuestamente asesinados por su padre, José Bretón, y que lo visitó en el Centro Penitenciario de Córdoba después de la desaparición de los pequeños, declaró que el acusado le dijo hasta tres veces que mató a sus hijos.

En concreto, será la novena sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Córdoba a José Bretón, quien en la jornada de este miércoles se ha mostrado más inquieto en la sala con los testimonios de los agentes policiales que registraron la finca familiar en la que hallaron la hoguera, además de los efectivos que lo detuvieron.
   Así, durante las cinco horas de interrogatorio a los agentes, han sido varias las veces en las que Bretón, sin esposas, se ha levantado de su silla para comentarle cosas a su abogado, José María Sánchez de Puerta, mientras que ha negado con la cabeza en numerosas ocasiones las declaraciones de los policías.
   En relación a la jornada de este jueves, en total pasarán por la sala 13 personas, además del primo de Ruth Ortiz citado, Juan David López, comparecerán cinco agentes policiales y dos funcionarios de presiones, entre otros testigos.
Conversaciones en la prisión
   De las conversaciones que mantuvo con José Bretón en la cárcel, Juan David recuerda que el primer día que lo visitó, a los pocos meses de la desaparición de los niños Ruth y José, estuvieron 36 minutos hablando y fue cuando se puso "de su parte". "Me dijo: 'Menos mal que tú piensas igual que yo, Ruth se lo ha buscado", ha indicado durante la instrucción del caso.
   Además, aseguró que Bretón le dijo que no lo iban a "pillar", a pesar de que Juan David le advirtió de que su familia "en cualquier momento puede decir algo y ser cómplices". "En ese momento fue cuando me escribió en un papel cuadriculado en letras mayúsculas: mis hermanos no van a decir nada. Aunque no recuerdo si dijo mis hermanos o mi hermano", apuntó Juan David. El resto del tiempo que duró la conversación, unos cuatro minutos, estuvieron hablando de lo que iban a hacer cuando saliera de la cárcel.
   No fue hasta el segundo día cuando le pidió que le llevara a Ruth. "Le dije que la podía traer engañada, pero el problema era que dentro de cuatro o cinco días la policía encontrara muertos a los niños", a lo que Bretón le preguntó que por qué no se refería a los niños como "vivos, en Cuba o con un familiar", y Juan David le contestó que le había confirmado el primer día que estaban muertos.
   Entonces, "Bretón me dijo que no me preocupara, que los niños estaban bien y bien cuidados", según aseguró Juan David, quien sostuvo que esto ultimo se lo repitió "cuatro veces" para que le llevara a Ruth. De hecho, comentó que Bretón "con las manos pegadas en el cristal" no paraba de repetirle "tráeme a Ruth, tráeme a Ruth, hasta que el funcionario lo tuvo que retirar".
   También recordó que el cuarto día, la visita duró "34 minutos" y lo único que destacó es que Bretón le dijo que "en 15 días salía de la cárcel, porque había negado todo" lo que le había contado. Al respecto, meses después en un careo entre ambos ante el juez instructor, José Luis Rodríguez Lainz, el acusado defendió que no habló con Juan David ni le confesó que había matado a los niños, pese a los encuentros en la cárcel.