Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Eclesiástico de Mallorca expulsa a un sacerdote por abusos a menores

El Tribunal Eclesiástico de Mallorca ha declarado culpable de abusos sexuales a menores al párroco de Can Picafort (Mallorca), Pere Barceló Rigo, por lo que se le ha impuesto la máxima penal canónica, que es la expulsión del estado clerical.

En un comunicado, el Obispado de Mallorca informa de la decisión de la Iglesia de declarar culpable Pere Barceló Rigo "de la comisión de delitos contra el sexto mandamiento del Decálogo con menores".
Con todo, el Tribunal Eclesiástico considera "gravísimos los delitos", por lo que "le impone la pena máxima de la expulsión del estado clerical, prohibiendo totalmente el ejercicio de su ministerio sacerdotal".
Los actos del proceso serán enviados a Roma para la ratificación de la sentencia emitida en Primera Instancia. A partir de ahora, el sacerdote puede acogerse al derecho de apelar la sentencia en el Vaticano, en el Supremo Tribunal de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
El Obispado de Mallorca ha señalado que el Tribunal Eclesiástico se ha atenido al ordenamiento jurídico vigente de la Iglesia de Mallorca, tras el proceso penal oportuno.
Cabe recordar que una joven denunció que fue violada en diversas ocasiones por el párroco de Can Picafort cuando tenía diez años. Además, en 1998 hubo otra denuncia contra el párroco si bien fue archivada por falta de pruebas.
El Obispado de Mallorca suspendió cautelarmente desde marzo de 2011 después de que conociera el caso de otra mujer de Cala Ratjada que denunció haber sido abusada sexualmente por el sacerdote cuando era párroco de esa localidad.