Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TC impide que una niña vuelva a Suiza a vivir con su padre imputado por maltrato

El Tribunal Constitucional (TC) ha suspendido de forma cautelar la orden que pesa sobre una menor española de volver a Suiza con su padre imputado por violencia de género en España, según el fallo de la Sala Segunda al que ha tenido acceso Europa Press.

Así, el Alto tribunal ha admitido a trámite "la urgencia excepcional" del recurso presentado el pasado viernes por la madre de la menor, Desiré Vicente, que pedía la paralización de una orden de restitución de la menor dictada por la Audiencia Provincial de Madrid que debía ejecutarse ya.
"La sección ha examinado el recurso de amparo y ha acordado admitirlo a trámite apreciando que concurre en el mismo una especial trascendencia constitucional porque el recurso plantea un problema o afecta a una faceta de un derecho fundamental sobre el que no hay doctrina de este tribunal", señala la sentencia. "Dicha ejecución produciría un perjuicio de imposible o muy difícil reparación que haría perder su finalidad al recurso de amparo", añade.
El TC pide a la Audiencia Provincial de Madrid y al Juzgado de Violencia de Género número 11 de Madrid que en un plazo de diez días remitan la certificación de las actuaciones correspondientes para que acuda a comparecer el padre, si así lo desea.
Tras intentar por varias vías que la orden no se ejecutase y después de recibir la negativa de los tribunales ordinarios, Desiré Vicente recurrió el viernes 22 de mayo al Tribunal Constitucional para ganar tiempo y poder hacer frente a esta situación, según informaron, en declaraciones a Europa Press, sus abogados Almudena Mendoza y Juan Ramón Montero.
El proceso judicial se inició hace más de veinte meses, en agosto de 2013, cuando madre e hija, que residían en Suiza con el padre, Philippe Kitsos, regresaron a España tras un presunto episodio de violencia de género durante unas vacaciones en Grecia.
El Juzgado de Violencia contra la Mujer número 11 de Madrid imputó al padre por malos tratos y otorgó a la madre la custodia de su hija. Sin embargo, él, que tiene nacionalidad suiza y griega, logró la custodia en exclusiva en Suiza y reclamó via judicial que la niña volviese con él.
Tras negarle un juzgado de Familia y otro de Violencia sobre la Mujer en dos ocasiones la orden de restitución suiza, Kitsos presentó un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid, que aceptó. Desde este viernes, el padre se encuentra en Linares (Jaén), donde reside la menor con su madre, y donde espera que le entreguen a su hija.