Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tráfico estudia imponer medidas más estrictas a conductores noveles para reducir la siniestralidad

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado este martes 23 de mayo que desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se está estudiando imponer "restricciones más estrictas" con respecto al consumo de alcohol en carretera, la conducción nocturna o al límite de velocidad, con el objetivo de reducir y evitar la siniestralidad en las carreteras de conductores jóvenes y, sobre todo, los noveles.
Zoido, que ha presidido el pleno del Consejo Superior de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, ha precisado que esta será una de las 154 líneas de actuación de las que se hablará durante la reunión, en la que se debatirá la revisión de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 y las reformas legislativas en materia de tráfico. En todo caso, ha especificado que aún no puede dar "demasiado detalle" sobre esta propuesta.
"Todo esto habrá que hablarlo, debatirlo y concretarlo", ha asegurado el ministro, que ha añadido que esta medida se implantaría "durante un periodo de tiempo" con el objetivo de introducir así "un sistema gradual en la obtención del permiso de conducción".
Actualmente, la tasa máxima de alcohol permitida en conductores es de 0,25 miligramos por litro en aire espirado, para conductores generales, mientras que para conductores noveles es de 0,15 miligramos por litro en aire espirado.