Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tordesillas celebra su primer Toro de la Peña con tensión pero menos incidentes que en el Toro de la Vega

Miles de personas han asistido este martes 13 de septiembre al primer Toro de la Peña de Tordesillas (Valladolid), un encierro que se ha prolongado a lo largo de casi una hora y en el que no ha habido incidentes destacables, según la Guardia Civil. Se han registrado momentos de tensión entre antitaurinos y partidarios del Toro de la Vega, de menor intensidad que en años precedentes, y un enfrentamiento en torno a las 09.00 horas.
En ese momento, en la rotonda situada junto al puente que da acceso al recorrido campero del encierro, uno de los manifestantes animalistas ha recibido un garrotazo y otro de ellos ha sido golpeado, pero el incidente ha cesado en este punto con la intervención de los agentes de la Guardia Civil, entre los que se encontraba el propio coronel jefe de la Comandancia de Valladolid, Juan Miguel Recio, y en presencia del subdelegado del Gobierno, Juan Antonio Gómez Iglesias.
Poco antes de iniciarse el Toro de la Peña cientos de personas han reivindicado el Toro de la Vega y han leído un manifiesto a su favor, tras lo que se ha soltado a 'Pelado', el toro que este año ha protagonizado este encierro, que sustituye al torneo en el que se daba muerte al astado alanceado en la Vega de Tordesillas.
En todo momento, ha habido un importante dispositivo de la Benemérita, con integrantes de diferentes unidades del Instituto Armado, tanto a pie como a caballo, que han mantenido apartado a cerca de un centenar de animalistas que han coreado gritos como "Tordesillas, vergüenza nacional" y en contra de estos festejos.
Fuentes de la Guardia Civil han confirmado a Europa Press que no ha habido incidentes destacables, que no se ha practicado ninguna detención y que sólo se ha denunciado a algunas personas de los animalistas que portaban algún espray.
La asistencia al primer Toro de la Peña, un toro de 640 kilos de peso de la ganadería Jaralta ha sido inferior a la de años anteriores, en los que se celebraba el Torneo de la Vega, ahora sustituido por este encierro tras prohibir la Junta de Castilla y León la muerte del astado mediante un decreto contra el que se ha presentado recurso ante el Tribunal Constitucional.
Aún así, miles de personas, muchas de ellas con banderas y pegatinas en reivindicación del Toro de la Vega, han acudido para ver el festejo o participar en el mismo, en el que el toro ha bajado desde la calle San Antolín y, tras cruzar el puente de la localidad, ha sido conducido hasta los Prados de Zapardiel, acompañado por caballistas y corredores en un recorrido en el que, a pesar de que el toro se ha vuelto en dirección a la localidad en sentido contrario, no ha habido incidentes ni heridos.
El encierro se ha iniciado en torno a las 11.15 horas, cuando un cohete ha anunciado la salida del astado, y de la misma forma se ha dado por terminado en torno a las 12.10 horas después de una intensa lluvia y una tormenta que han provocado que muchos de los asistentes tuvieran que resguardarse a mitad del festejo.
Además de los asistentes y la fuerte presencia de la Guardia Civil, a la localidad han acudido numerosos medios de comunicación a los que algunos de los manifestantes en favor del Toro de la Vega han increpado en algunos momentos por lo que consideran una "manipulación" de la información en torno al Torneo del Toro de la Vega.