Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nadie quiere un trabajo de 260.000 euros al año y tres meses de vacaciones

Nadie quiere un trabajo de 260 mil euros al año y tres meses de vacacionesNZherald

Parece increíble que en los tiempos que corren nadie haya mostrado interés por una oferta de trabajo en la que todo parecen ventajas. En el pueblo neozelandés de Tokoroa, buscan un médico joven para trabajar cuatro días a la semana y ofrecen 260 mil euros al año con tres meses de vacaciones, pero por el momento nadie se ha interesado por el trabajo.

Alan Kenny es un médico de 61 años que trabaja en la ciudad de Tokora, Nueva Zelanda. Dada la proximidad a su jubilación, está buscando a alguien que le pueda sustituir pero por el momento nadie ha mostrado interés por la oferta.
El puesto ofrece grandes beneficios, entre ellos un interesante sueldo de 260 mil euros al año y tres meses de vacaciones, por trabajar cuatro días a la semana, con los fines de semana libres.
Según asegura en el diario NZ Herald, aún no se explica cómo nadie se ha presentado al puesto. Cree que a los médicos jóvenes no les resulta atractivo el puesto de médico de cabecera en una zona rural.