Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El corazón morado de Tierra de Sabor reconocerá la colaboración de empresas agroalimentarias con entidades sociales

Huercasa colaborará con la Fundación Sandra Ibarra, promotora de la idea, con fondos que irán al Centro del Cáncer de Salamanca
El corazón morado de la marca de calidad de los productos de Castilla y León Tierra de Sabor reconocerá la colaboración de las empresas agroalimentarias con las entidades sociales de la Comunidad mediante un proceso "sencillo y ágil".
Así lo ha afirmado la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, durante la presentación de este corazón junto al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado y Sandra Ibarra, presidenta de la Fundación que lleva su nombre.
El objetivo de este corazón es reconocer el compromiso solidario de las empresas agroalimentarias de Castilla y León adheridas a Tierra de Sabor que colaboren con las distintas entidades sociales de la Comunidad y, como primera acción dentro de esta categoría se ha firmado un protocolo con la Fundación Sandra Ibarra, que ha elegido al Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca como destino de las aportaciones de la empresa que colaborará con ella, en este caso la segoviana Huercasa.
Este nuevo marchamo es uno de los cinco sellos en los que se diversifica la marca de garantía Tierra de Sabor como son Sabor Artesano, Sabor Ecológico, Sabor Gourmet, Sabor Saludable y Sabor Social.
En el marco de la presentación, la consejera de Agricultura y Ganadería ha explicado que precisamente Sandra Ibarra fue quien planteó que la industria agroalimentaria pudiera tener un reconocimiento por su aportación social a cualquiera de las entidades que figura en el registro existente a tal efecto.
Así, mediante un proceso "ágil y sencillo" de firma de un protocolo entre la empresa y la entidad social auspiciado por Tierra de Sabor permitirá obtener este sello con la garantía de que los fondos llegarán al destino para el que se aportan y la vigilancia de la Junta de Castilla y León, que cada año revisará el convenio.
En definitiva, se trata de dar visibilidad a este valor social, que se suma al de la calidad de los productos que se identifican a través del marchamo de calidad Tierra de Sabor.
RESPONSABILIDAD SOCIAL
A este respecto, el presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis) y también de Huercasa, Félix Moracho, ha destacado la iniciativa, que permite a las empresas e industrias de Castilla y León mostrar que también son sensibles con los problemas humanos.
Así, ha incidido en que se puede aumentar el prestigio reputacional de las empresas, algo que ha advertido que debe hacerse "sin pasarse" y evitar el "postureo" porque si no se trabajará en "sentido contrario". En cualquier caso, ha animado a las empresas a seguir este sendero que "tiene muchas ventajas".
El corazón morado busca, además, el compromiso de los consumidores, ya que los clientes que adquieran los productos que lleven impreso el sello Sabor Social contribuirán a que esas industrias agroalimentarias ayuden a las fundaciones y entidades sociales con las que tengan acuerdos de colaboración a desarrollar sus objetivos.
Por su parte, la Junta de Castilla y León, con la creación de Sabor Social, se compromete a impulsar y promover la participación, en fines solidarios, de las empresas adheridas a Tierra de Sabor. Además, la Consejería de Agricultura y Ganadería creará un registro de empresas socialmente responsables, interesadas en formar parte de Sabor Social, y de entidades sociales declaradas de utilidad pública a las que pueden dirigirse sus aportaciones económicas.
En el acto de presentación del corazón morado ha participado también el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, debido a la estrecha relación de su departamento con algunas de las entidades sociales declaradas de utilidad pública que serán beneficiarias de los primeros acuerdos, como es en este caso las relacionadas con la lucha contra el cáncer. Sáez ha resaltado la importancia de visualizar el compromiso social que las industrias agroalimentarias ya están asumiendo.
BENEFICIOS EMPRESARIALES
Las empresas cuyos productos lleven impreso este corazón morado, además de contribuir a ayudar a la sociedad, contarán con diversos beneficios como la promoción que se hará a través de la web de Tierra de Sabor y sus redes sociales, la obtención de beneficios fiscales, la asociación de la compañía a unos valores vinculados a causas solidarias y la generación de ventajas competitivas, incorporando atractivos que diferencian sus productos y, que al mismo tiempo, les dan un valor añadido.
Las empresas agroalimentarias interesadas deberán establecer un marco de colaboración con una entidad de carácter social estableciendo, entre ambas partes, el contenido de la colaboración y la duración de la misma.
Las fundaciones solidarias o entidades sociales, por su parte, además de obtener el compromiso de las industrias agroalimentarias, sumarán a sus beneficios la vinculación con la marca Tierra de Sabor y sus valores, la promoción a través de la web y las redes sociales de la enseña del corazón amarillo, el patrocinio y/o colaboración en las actividades o eventos solidarios organizados por la entidad y la percepción, por parte de las empresas socialmente comprometidas, de producto agroalimentario o prestación de servicios que puedan ser destinados a obtener beneficios para la sociedad.
PRIMER ACUERDO
Con este acuerdo, se permitirá el uso del sello Sabor Social en la web de la Fundación Sandra Ibarra y en todos aquellos actos promocionales que desarrolle esta entidad. Además, se promoverá y favorecerá la participación de las empresas con productos amparados por Tierra de Sabor con la Fundación Sandra Ibarra.
Por su parte, la Fundación se compromete a difundir la participación, tanto de las industrias agroalimentarias adheridas, como del propio sello de calidad de los productos amparados por Tierra de Sabor, en los proyectos a desarrollar conjuntamente.
Sandra Ibarra ha destacado el hecho de apoyar la ciencia para luchar contra el cáncer, ya que "sin ciencia no hay futuro" y la solución está en los laboratorios.
Además, en este contexto, Ibarra ha reclamado un incremento de los beneficios para las empresas que colaboren con entidades sociales, algo que en otros países como Estados Unidos permite grandes ventajas y desgravaciones.
El protocolo firmado hoy, cuya duración será de un año prorrogable, se enmarca en la Estrategia +Sabor diseñada por la Consejería de Agricultura y Ganadería.