Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La desarticulación de un comando femenino yihadista eleva la amenaza en Francia

Al grupo de mujeres las detuvieron, cuchillo en mano, intentando atacar. Formaba parte junto a tres amigas de una célula terrorista femenina totalmente activada; que intentó atentar en Notre Dame con un coche cargado de bombonas. Era un paso de gigante en la estrategia yihadista que hasta ahora no había colocado a las mujeres en la primera línea. En Siria o Irak, muy pocas son las que toman las armas. Algunas forman parte de las Brigadas Femeninas, encargadas de supervisar la moral de las mujeres: que vayan cubiertas y que no cometan gravísimos pecados como salir solas o atreverse a estudiar. La mayoría tienen la misión de "poblar" el califato, llenándolo de hijos. A veces son ellas las que más radicales con un adoctrinamiento más sólido. Últimamente el Dáesh ha llegado a poner a estas "hermanas" de la yihad como el ejemplo a seguir.