Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Técnicos de enfermería denuncian la pérdida de 4.000 puestos de trabajo en 4 años en la sanidad pública

El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) ha denunciado la pérdida de 4.000 puestos de trabajo de este colectivo en la sanidad pública entre los años 2010 y 201, y critica al Ministerio de Sanidad por no analizar las consecuencias de este descenso del número de estos profesionales.
"Los datos son tan fríos como evidentes", ha lamentado la secretaria de Comunicación del sindicato, Isabel Lozano, en relación al informe de indicadores hospitalarios elaborado por el departamento de Dolors Montserrat, que muestra como son la única categoría profesional sanitaria que ha bajado en ese periodo.
Ante esta situación, el SAE pregunta por los motivos que están llevando a esta caída y lamentan que el principal perjudicado es el paciente ya que "le lleva a esperar a veces, incluso horas para que le cambien el pañal o le realicen el aseo diario".
"Y es que las consecuencias las padecen tanto los pacientes cuya calidad asistencial se devalúa de forma proporcional, ya que cuanto menor sea el número de profesionales menor será el tiempo de atención y dedicación", ha insistido.
De igual modo, los propios profesionales también ven aumentada "de forma alarmante" su sobrecarga de trabajo, desembocando muchas veces en enfermedades propias fruto de una carga emocional importante y añadida al trabajo físico.
El sindicato pide revertir esta situación y recuerda que la población ingresada en los hospitales es una población envejecida que requiere de cuidados fundamentales y no de cuidados especializados ya que en su mayor parte padecen enfermedades crónicas.
"Sin embargo, no parece que las Administraciones Públicas Sanitarias tengan en cuenta estos cambios que se vislumbran y que, sin duda, deben influir decisivamente en el tipo y número de profesionales que son necesarios, así como en su formación y cualificación profesional", ha denunciado.