Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todo listo en el Teatro Real de Madrid para el inicio del Sorteo de la Lotería de Navidad 2016

El salón del Teatro Real de Madrid, en el que se va a celebrar el Sorteo Extraordinario de Navidad, se ha abierto este jueves 22 de diciembre pocos minutos después de las 8.00 horas de la mañana para permitir la entrada a los espectadores y, aproximadamente, una hora más tarde da inicio el sorteo, con la extracción de las bolas de los números y los premios por parte de los niños de la Residencia de San Ildefonso.
Previamente, en la tarde del miércoles tuvo lugar en el mismo escenario, en el Teatro Real de Madrid, la cuelga y exposición de los números que participarán en el Sorteo de Navidad 2016. Terminada la cuelga y exposición se procedió al cierre del salón.
De este modo, en torno a las 8.15 horas el público ya buscaba una butaca para seguir en directo el tradicional sorteo. Un año más, algunos asistentes empezaron a formar la cola en la tarde del miércoles, haciendo frente al frío de la noche madrileña. Para sobrellevar los rigores del amanecer, quienes esperaban la apertura de puertas del salón han podido desayunar el tradicional chocolate caliente con churros.
En el Colegio Residencia de San Ildefondo, los niños apuraban el tiempo, pasadas las 8 de la mañana, desayunando en el comedor. "De momento están más o menos tranquilos, aunque enseguida empezarán los nervios de última hora", ha explicado el director del centro Esperato Fernández, en declaraciones a COPE recogidas por Europa Press.
Para Fernández esté será el último sorteo de Navidad y no podía ocultar su emoción después de muchos años de actividad. "Cuando va llegando el final de tu carrera se pasan por tu mente muchos momentos vividos porque ha sido toda una vida dedicada la educación". El director del centro ha destacado de estos años el trato con los menores que le han dejado como lección la "nobleza, la espontaneidad y que cada uno, sea como sea, tiene su valía".
Alrededor de las 8.30 horas de la mañana, se ha constituido la primera mesa que supervisará el llenado de los bombos con las bolas ya colgadas de las liras y el protocolo durante el que el público en general ha podido comprobar que la bola del número que juega está entre las 100.000 que entrarán en el bombo de los números.
Esta operación se efectúa tanto con las bolas de números como con las de premios. Por último, los bombos son cerrados y a una señal del presidente se voltean simultáneamente. Un niño o niña del colegio de San Ildefonso extrae una bola del bombo de números y otro niño, a la vez, otra del de premios, con lo que comienza el sorteo, en torno a las nueve de la mañana.
Al finalizar el sorteo de Navidad, cuando en el bombo de premios no queda ninguna bola, un equipo de más de cuarenta personas se encarga de realizar la lista de premios del sorteo y de las poblaciones agraciadas con los premios mediante un proceso informático controlado en todos sus extremos.
De esta forma, después de haber pasado por varias comprobaciones y punteos, está preparada la cinta y lista de premios para su entrega a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, encargada de imprimir la lista oficial de premios. Dicha lista se edita y distribuye la misma tarde del día del sorteo a las Administraciones de Loterías y a los medios de comunicación.
Finalmente, las tablas de los números premiados quedan expuestas siete días al público. Transcurrido este tiempo son abiertas y las bolas contadas y examinadas nuevamente, para cualquier otro sorteo posterior a celebrar por este sistema.