Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El uso de prótesis caducadas obliga a volver a operar a veinte pacientes

Ha pasado una década desde que le colocaron una prótesis en su cadera derecha y tras varias intervenciones, Francisco todavía arrastra secuelas.  Decidió denunciar a la empresa que fabricó su prótesis. Los tribunales le dieron la razón obligando a indemnizarlo con casi 19.000 euros. El gerente de la empresa es uno de los imputados tras la macrooperación policial en Reus. Presuntamente, presionó a médicos del hospital para que compraran sus prótesis. A Paqui la operaron en 2005. Desde entonces, sufre molestias constantes. Su prótesis de cadera es de la misma marca que el resto de afectados, pero todavía no sabe si es defectuosa o caducada. Tras saltar la alerta, el hospital Sant Joan de Reus ya ha tenido que volver a operar a 20 pacientes y revisar 1.700.