Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sucesivas borrascas atlánticas traen olas de nueve metros en Galicia

Un temporal de mar, viento y precipitaciones a consecuencia de sucesivas borrascas atlánticas provocará a partir de este miércoles y hasta el próximo domingo oleaje muy fuerte en Galicia y el Cantábrico, viento y precipitaciones en el cuadrante noroeste peninsular y en las zonas altas de la Península, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Según ha informado el portavoz, Alejandro Roa, pasarán borrascas atlánticas sucesivas que se profundizarán y desplazarán al norte las latitudes de la Península y dejará vientos fuertes, mal estado de la mar y lluvias persistentes que afectarán principalmente a Galicia durante todo el periodo, y a las comunidades cantábricas a partir de últimas horas del jueves 2 de febrero.
Así, ha destacado que "lo más significativo" será "el mal estado que puede alcanzar la mar" ya que se esperan en la costa de Galicia vientos de oeste y suroeste con fuerza 8 (unos 63 a 73 kilómetros por hora) que, puntualmente, pueden llegar a 9 (de 73 a 87 kilómetros por hora) y que producirán olas de mar combinada que podrían superar los 9 metros de altura o más (mar montañosa).
De este modo, Roa ha subrayado que las rachas de viento máximas pueden llegar a superar los 100 kilómetros por hora, que alcanzarán los 110 kilómetros por hora en las zonas montañosas de Asturias y los 100 kilómetros por hora en Galicia. "Es un temporal, sobre todo de mar y viento, muy fuerte", ha comentado.
Asimismo, el temporal se extenderá el jueves a la cornisa cantábrica donde las olas serán de 8 metros de altura, aunque la comunidad más afectada todo el episodio será Galicia.
"En Galicia, sobre todo, y también en zonas del oeste se podrá recuperar bastante la falta de lluvias acumulada a lo largo del otoño y lo que va de invierno", ha vaticinado el portavoz.
En general, ha advertido de que la situación afectará prácticamente a toda España, aunque menos cuanto más al Mediterráneo, aunque los vientos fuertes afectarán a las zonas altas de toda la Península.
Debido a la componente sur, las costas cantábricas estarán menos afectadas y las olas de mar combinada no parece que superarán los 6 metros de altura aunque mar adentro se pueden registrar olas de 8 metros.
Respecto al viento, ha añadido también que predominarán en buena parte de la Península las direcciones oeste y suroeste y rachas muy fuertes en ciertos momentos en el cuadrante noroeste y zonas altas del resto. Los vientos más intensos se esperan en Galicia, Castilla y León y las comunidades cantábricas.
El viento marítimo del oeste, junto con los pasos sucesivos de frentes que acompañan a las borrascas atlánticas, dejará lluvias en gran parte del territorio peninsular y las cantidades acumuladas a lo largo del episodio serán considerables, en el noroeste y sistemas montañosos de la mitad norte.
"En Galicia se pueden acumular a lo largo del episodio más de 200 litros por metro cuadrado, unos 100 litros por metro cuadrado en las zonas de montaña de León y Zamora y entre 30 y 50 litros por metro cuadrado en ambas mesetas y la Comunidad de Madrid", ha precisado Roa.
Del mismo modo, prevé que dado el carácter "relativamente templado" de las masas de aire que entrarán desde el Atlántico sobre la Península, "solo" es probable que la nieve aparezca, ocasionalmente, en los 1.000 metros de altura.
Sobre las temperaturas, ha indicado que serán "suaves", "templadas" y "algo más altas de lo normal para esta época del año". "Esto es característico de los temporales atlánticos, que tienen aire marítimo templado", ha comentado.
De cara al fin de semana, ha dicho que la predicción para el sábado y domingo el episodio comience a remitir de forma gradual, pero esos días aún se espera viento de fuerza 7 u 8 con olas de mar combinada de unos 5 metros de altura en las costas afectadas.