Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Steve, un oso tan manso que parece un perro

La escena es tan tierna como espectacular, y es que en el vídeo una mujer juega tranquilamente con un oso adulto, llamado Steve, del mismo modo que si fuese un perro. La razón de que el animal sea tan manso es que fue adoptado por el matrimonio ruso cuando este sólo era un bebé. Lo criaron como si fuese uno más de la familia y ahora pueden jugar con él sin miedo a que el oso pueda atacarlos, ya que por tamaño e instinto quizás podría llegar a hacerlo.