Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sorpresa entre los partidos políticos por las reuniones de Méndez de Vigo en busca del Pacto por la Educación

Las reuniones que el ministro de Educación en funciones, Iñigo Méndez de Vigo, ha iniciado esta semana con el fin de alcanzar un Pacto Nacional por la Educación, han sorprendido a los partidos, por el momento político en el que ha puesto en marcha esta iniciativa y por la forma en la que se está llevando a cabo.
De momento, el ministro ha mantenido contactos con asociaciones de padres de alumnos y prevé reunirse en las próximas semanas con el resto de la comunidad educativa. Los grupos políticos no han recibido hasta ahora ninguna citación por parte de Méndez de Vigo.
"Resulta llamativo y sorprendente que un ministro en funciones lleve a cabo esta iniciativa cuando no hay un Gobierno y cuando hay probabilidades de que el nuevo Gobierno no sea del PP", ha denunciado el portavoz de Educación del PSOE en el Congreso, Manuel Cruz. A su juicio, lograr un pacto por la Educación es un trabajo que "no corresponde" ahora mismo a Méndez de Vigo.
En declaraciones a Europa Press, Cruz ha recordado que "fue el PP quien en la época del ministro socialista Ángel Gabilondo se negó a un pacto por la Educación" y que en su última legislatura en mayoría, "lejos de intentar consensos aprobaron la LOMCE en contra de todos".
PRIMERO ACABAR CON LA REVÁLIDAS
Por eso, el diputado socialista ve "sorprendente" que ahora se hayan "despertado" y busquen el diálogo y que Méndez de Vigo "quiera dar el impulso educativo" cuando hay instrumentos fundamentales como el Consejo Escolar del Estado, encargado por ejemplo de emitir el dictamen que regula las reválidas, que está bloqueado sin presidente, vicepresidente y secretario, por la situación del Gobierno.
También la diputada de Ciudadanos, Marta Martín, cuestiona la forma del responsable de Educación de intentar lograr un Pacto de Estado. "No sé cuál es la intención última que puede tener, pero si realmente tiene voluntad de diálogo, yo hubiera empezado por escuchar las demandas de casi toda la comunidad educativa y política, y empezaría por derogar el Real Decreto de las reválidas que aprobó de tapadillo durante el verano", ha declarado.
Martín, que ha defendido que "todo dialogo es bueno", ha señalado que no han recibido la llamada del ministro en funciones por lo que no conocen cuales son sus planes. En este sentido, ha indicado que estarán "encantados" de acudir a un encuentro con él. "Creemos que un Pacto Nacional por la Educación necesita el consenso de los grupos y también de toda la sociedad civil y de la comunidad educativa", ha apuntado.
REFERÉNDUM EDUCATIVO
Por su parte, el diputado de Unidos Podemos Miguel Ángel Bustamante, de IU, ha indicado que no comparte la idea de "un pacto desde arriba" que, a su juicio, sitúa las reivindicaciones de los consultados "en torno a la LOMCE" y terminaría con "un pacto de despachos", en lugar de la educación pública participada por la comunidad educativa que ellos plantean.
"Nos gustaría tener una política educativa estable durante generaciones, que no se cambie, y planteamos la posibilidad de un referéndum educativo con la ciudadanía" que conforme las directrices de dicha política, ha concluido.