Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Solo queremos darle otro tratamiento"

Tras días de intensa búsqueda, ayer a las diez de la noche, la Policía Nacional de Málaga encontró a Ashya y a sus padres, testigos de Jehová, mientras circulaban en un monovolumen por las calles de la ciudad. La ficha electrónica que rellenaron los padres al registrarse en un hostal de la localidad alertó a la Policía. El padre de Ashya publicó un vídeo en la red social de Youtube en el que negaba haber puesto la vida del pequeño de 5 años, con un tumor cerebral, en peligro y afirmaba tener todo lo necesario para cuidar de su hijo. El pequeño ya se encuentra en el hospital de Málaga. Los padres han sido arrestados. Un equipo de agentes de la Policía del Reino Unido se traslada a España para continuar con la investigación sobre la desaparición del pequeño.