Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Sólo hablaban con mi hijo en el recreo para insultarle"

Es lo más duro que le ha tocado vivir, ver sufrir a su hijo de esa manera. Así describe una madre en Cantabria el acoso al que sometieron a su hijo en el colegio. Un acoso que provocó al pequeño, de 12 años, un enorme sufrimiento y que ha llevado a la Audiencia de Cantabria a condenar al centro escolar. Tendrá que pagar 6.000 euros a los padres por no haber puesto los medios para acabar con ese maltrato.