Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solo y desnudo con 76 años en una isla desierta

Masafumi Nagasaki, en la isla de SotobanariReuters

Masafumi Nagasakino se jubiló y decidió mudarse a la isla lejos de todo lo que hasta entonces era su mundo

La isla Sotobanari no es un destino paradisíaco, aunque lo parezca. No hay reservas de agua dulce, sus corrientes son peligrosas y está ubicada en el paso de los tifones. Eso a Masafumi Nagasakino le importó cuando decidió hace 20 años instalarse aquí. Desde entonces, este hombre de 76 años vive solo, entre los insectos y el ardiente sol, según publicó 'The Mirror'.
La isla, que tiene un kilómetro de ancho y por ella pasea este hombre desnudo y al estilo de un robinson Crusoe del siglo XXI. Se alimenta de tortas de arroz que él mismo prepara en un infiernillo.
Una vez a la semana, Masafumi Nagasakino, se pone la ropa para volver a la realidad civilizada y comprar alimentos y agua potable. Para bañarse emplea agua que recolecta de la lluvia en unas cacerolas.
Nada más llegar a la isla sufrió el primer tifón que barrió con todo, incluida su tienda. Pensó que sería imposible vivir allí, pero se quedó. Primero con ropa y luego, casi un año después decidió vivir desnudo.
"Estar desnudo en realidad no encaja con la sociedad normal, pero aquí en la isla uno se siente bien, es como un uniforme", dijo. "Si usted se pone la ropa se sentirá completamente fuera de lugar."
Para este hombre la receta para vivir en armonía con su mundo es sencilla: "Yo no hago lo que la sociedad me dice, pero sigo las reglas del mundo natural. Usted no puede vencer a la naturaleza y sólo tiene que obedecer por completo".