Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solo el 5% de la Ayuda Oficial al Desarrollo en 2015 se destinó a Salud, apenas el 10% de lo que se dedicaba en 2009

La salud representó sólo el 5 por ciento del total de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en 2015, un punto más que en 2014, pero muy lejos de la media internacional y de lo que hacer años se destinaba, según el informe presentado por Médicos del Mundo y medicusmundi, que denuncia que en estos momentos se está destinando a la cooperación sanitaria apenas el 10 por ciento de lo que se dedicaba en 2009.
El presidente de Médicos del Mundo, José Félix Hoyo, quien ha presentado el informe en una charla retransmitida en Periscope junto a Carlos Mediano quien es presidente de medicusmundi internacional, ha destacado que "la ayuda al desarrollo es fundamental para conseguir coherencia y equidad entre las personas que viven en el mundo".
"Es importante ver la situación en España, como va evolucionando y cual es nuestra evolución. Desgraciadamente en España cada año vamos contando un porcentaje de dedicación menos a pesar de que hay unos compromisos internacional que asumirnos. Dentro de los países de la OCDE nos encontramos a la cola entre los tres países menos solidarios", ha añadido.
Concretamente, el Gobierno sólo ha dedicado el 0,12 por ciento de la Renta Nacional Bruta a apoyar a los países más empobrecidos y ha recortado la ayuda humanitaria -la que se destina a atender a víctimas de catástrofes o conflictos- un 16,6 por ciento, lo que nos convierte en el país menos solidario de los que componen la OCDE, sólo por detrás de Eslovaquia y Polonia.
A juicio de Mediano, no se puede decir que el sector salud ese esté convirtiendo en una área olvidada aunque sí admite que se esta reduciendo su importancia. "Debemos de intentar alcanzar un 15 por ciento de la ayuda AOD d para salud, sería unas cifras que permitirían que la salud mejorara enormemente", afirma.
El informe 'La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria' 2016, muestra que "España ha optado por dar la espalda a la ayuda al desarrollo, incumpliendo sistemáticamente los compromisos adquiridos públicamente en foros internacionales".
"La mejora de los datos macroeconómicos de la economía española debería revertir radicalmente esta tendencia y, sin embargo, eso no está ocurriendo, con la consiguiente pérdida de peso de nuestro país en la comunidad internacional, dado el importante peso de la ayuda al desarrollo tanto en las relaciones bilaterales entre países como en las multilaterales", señalan las organizaciones.
El recorte se mantiene en las cuantías dedicadas a un sector prioritario como la salud, al que se destinaron 53 millones de euros en 2015, 12 menos que el año anterior. No obstante, la tendencia estatal al recorte contrasta con el incremento de la ayuda al desarrollo por parte de comunidades autónomas y ayuntamientos, que supone un 21 por ciento más de lo destinado el año pasado.
El informe destaca el crecimiento en Andalucía, Extremadura y Cataluña; mientras que se reduce en el País Vasco - lo que sorprende a las organizaciones "por su demostrado compromiso con la cooperación hasta el momento", y, finalmente, muestra su decepción con la Comunidad de Madrid, que reduce a la mitad presupuesto destinado al desarrollo. Seis regiones aumentaron sus recursos en salud en 2015.
Al respecto, Hoyo manifiesta que "esta tendencia puede que tenga que ver con la solidaridad que demuestran las personas traducida a lo que hacen sus políticos. Esto es un camino largo, no es cuestión de hacer un esfuerzo momentáneo, se tiene que sostener y es de voluntad política que debe ser a largo plazo".
Por su parte, Mediano, que "espera que esta tendencia se mantenga y siga creciendo", considera que de cara al futuro es complicado hablar de optimismo. "Las previsiones muestra que no crecerá la cooperación al desarrollo en los próximos años. Esta es una cuestión de que todos empujemos, estoy convencido de que los Gobiernos, si hubiera verdadera voluntad desde la ciudadanía, estarían obligados", ha señalado.
LA AYUDA HUMANITARIA
En un contexto como el de la crisis Siria y de catástrofes naturales como el terremoto de Nepal o el tifón en Filipinas, el informe muestra que "España ha recortado su ayuda de emergencias en más de un 15 por ciento", mientras que "la acción humanitaria sólo representa el 4 por ciento de la cooperación española, a pesar de las rimbombantes".
El informe también advierte de que el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) y el Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA) supondrían estos acuerdos podrían conllevar la utilización de ciertos productos químicos no autorizados en Europa o la extensión del dumping social (competencia desleal basada en la explotación laboral y los bajos salarios). Además, también podrían abrir la puerta a la privatización de los servicios sanitarios europeos.
En cuanto los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) afirma que España los incumple. "Tampoco está en el grupo de 100 países que ya han tomado medidas concretas para implementar la Agenda 2030, a pesar de que está obligada a ello", en este sentido, las organizaciones autoras del informe, consideran que hay medidas inaplazables que deben adoptarse, como la aprobación de una Ley de Desarrollo Sostenible.