Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solamente el 5% de los centros escolares está cardioprotegido, según expertos

"Sólo el 5 por ciento de los centros escolares están cardioprotegidos, una cifra que nos aleja bastante de países como Francia o Alemania, donde esta cifra alcanza el 40 por ciento", según las estimaciones del director general de B+Safe, Nuño Azcona, empresa que ha llevado la cardioprotección a más de 100.000 alumnos de colegios públicos, concertados y privados.
"Para nosotros, los centros educativos son un área prioritaria. Además de poder salvar la vida de los escolares en caso de paro cardíaco, queremos llamar la atención sobre el escaso nivel de cardioprotección de los colegios españoles", añade.
B+Safe ha instalado su desfibrilador operacional conectado (DOC) y formado a empleados y profesores en colegios de toda España como San Patricio, Brains, SEK o El Valle. En muchos de ellos, igualmente, se han impartido charlas informativas a los alumnos y padres.
"Un colegio cardioprotegido es aquel que proporciona a sus alumnos y trabajadores, el servicio de valor añadido de salvar vidas, gracias a la instalación de al menos un desfibrilador con mantenimiento garantizado y la formación de los trabajadores en RCP/SVB para estar preparados y actuar con éxito en caso de presenciar un parada cardíaca", ha detallado Azcona.
UN DESFIBRILADOR SALVA VIDAS
Los resultados del artículo de 'Drezner' a partir de un estudio realizado en 18.974 colegios de EE.UU. en el año 2009, resultan impresionantes porque demuestran que un programa de desfibrilación en lugares públicos salva vidas, ya que el 94 por ciento de las paradas cardiacas recibió medidas de reanimación cardiopulmonar y se utilizó el desfibrilador en el 83 por ciento de los casos.
Aunque la parada cardíaca es menor entre los niños que en la población adulta, "debemos tener presente que esta se puede producir por causas tan variadas como una fuerte caída, ahogamiento, electrocución y accidentes de todo tipo o cardiopatías no detectadas anteriormente, y que en los colegios no sólo hay niños, sino también profesores y un gran tránsito de familiares en los momentos de entrada y salida de los centros", ha concluido el director general de B+Safe.
El DOC es una tecnología que proporciona los servicios de telecontrol del equipo, geolocalización, tele-asistencia, operativo las 24 horas y con mantenimiento garantizado, lo que permite actuar con las máximas garantías en el caso de que se produzca una parada cardiaca.