Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carcaño: "Nos acaloramos discutiendo y cogí un cenicero y le di un golpe"

Declara Miguel Carcaño en el juicio por la muerte de Marta del Castillo

En la segunda sesión del juicio sobre la muerte y violación de Marta del Castillo por fin ha llegado el turno de declaración del asesino confeso, Miguel Carcaño. El acusado ha reconocido en su declaración que mató a Marta del Castillo, pero ha negado que se deshiciera del cuerpo. Esta es la declaración minuto a minuto. 
La defensa pide que se lea parte de una declaración del acusado.
12.30 Recuerda la ropa de Marta y Samuel.
Comienza a preguntar los abogados de la defensa.
12.28 No le cuento a mi hermano nunca lo ocurrido esa noche. No preguntro donde está el cuerpo porque no hablo ni con Samuel ni El Cuco. Estaba asustado, el 26 estuve en comisaría y me dijo que no hablara, que no íbamos a tener ningún contacto.
12.25 Sí,  escribí una carta. Ya estaba que no podía más y decidí suicidarme. Quería implicar al menor que había metido a mi hermano. No tengo explicacioón para la mancha de sangre del chaquetón. En la casa hacíamos una fiesta y por eso puede haber restos de ADN de Marta y el menor, no tiene porque ser de ese día. No apagué el móvil esa noche. NO me puse de acuerdo con Samuel y mi hermano para apagar los móviles esa noche.
Comienza el interrogatorio de la acusación particular.
12.23 Desconozco donde está el cuerpo y tenía que decir algo. En prisión no he tenido contacto con ellos y fuera tampoco. Al día siguiente, pasé por casa cinco minutos y ya no volví. Entré en mi cuarto por si me había dejado algo. No se donde está el cuerpo.
12.21 No he estado en Leon XIII de madrugada.  A las cuatro de la mañana me voy al trabajo y allí me llama mi hermano porque habían estado en casa preguntando por Marta. Entonces llamé a Marta para justificarme y me fui a casa a reunirme con mi hermnao y María, que me preguntaron si sabía algo de Marta. María G, estaba en la habitación. Después me fui a trabajar.
Nueva pausa. La Fiscalía solicita que se escuche una conversación entre Miguel y el hermano que dice Javi llamame que me han intervenido el móvil. También se escucha como el hermano le dice que un testigo le ha visto con la silla en el portal de madrugada.
12.13. A la una y media recibo una llamada de los padres de Marta. La ropa con la que llegué a Camas la eché a lavar, pero el chaquetón no. No sabía que el cahquetón estaba manchado con sangre de Marta hasta que me detuvieron. Lavé la ropa porque es lo habitual. No estuve en León XIII sobre las dos menos cuarto de la madrugada. No me acuerdo del número de móvil de entonces.
12.09 Tras limpiar la casa, eme fui a Camas en mi moto. Eran las once menos veinte de la noche. Llego en diez, quince minutos. Estaba Rocío, su abuela y la hermana. Esa tarde habíamos discutido porque ella tenía que ir al médico y no quería. Por eso salí a Sevillla con los que me voy en Sevilla. Rocío me puso de comer pero no cené, hice como si hubiera cenado. La madre de Rocío no estaba. Después me fui al cuarto. Yo tenía relajantes musculares y me comí unas cuantas pastillas para descansar. Eran las doce y media. Cada rato me sonaba el móvil, si no eran amigos eran los padres de Marta. No recuerdo que amigos de Marta llamaban.
12.06 No me acuerdo de la retractación del menor sobre mi hermano. Le dije a Samuel que había discutido con ella y que el di un golpe. Llamo a Samuel a las doce de la noche. No me dice el lugar exacto del río. No, desde esa noche hasta que nos detuvieron no hablé con él. En comisaría Samuel me dijo que estuviera tranquilo y que no dijera nada. Yo le dije que no había problema. Le dije a la policía donde estaba la navaja, pero la navaja no tiene nada que ver con el caso. La navaja era mía.
De nuevo se para el interrogatorio, a petición de la Fiscalía, para visionar una reconsturcción de los hehcos hecha con presencia de Miguel en marzo de 2009.
11.41 No, esta declaración no es cierta. Invento todo lo relacionado con la violación y con la muerte.
Se paraliza el interrogatorio a Miguel para leer una de las diferentes versiones de los hechos hechas por el principal acusado previamente.
11.11 Impliqué al menor en la muerte y en una violación en una delcración ante la polícía. Llevaba un mes en prisión con mucho estrés y mi abogado me dijo que el menor había imputado a mi hermano. Tenía mucha presión psicológica, para mi lo tenía todo perdido y lo echaba todo al menor porque había imputado a mi hermano. Si declaré que violé y maté a Marta junto con el menor. Lo dije porque la declaración que había dado ante el juez no me cuadraba. Era para imputar al menor. La declaración no cuadraba, me imputé yo. Yo lo teía todo perdió y no me interesaba nada, ya me daba igual. Me habían comentado el prisio´n lo del jurado popular, que así lo tenía todo perdío. Tenía mucha presión y no sabía que hacer.
11.05 El Cuco llamó a Samuel desde un cabina. El menor no tardó mucho. Llegó el coche, era un polo...no un opel astra que lo aparcó en la esquina de mi domicilio. Sacamos el cuerpo en una silla de ruedas, no tenía mucha sangre. Eran las nueve y media. El coche estaba entre la puerta y mi ventana. No nos cruzamos con nadie. El menor se sentó con ella detrás. No la tapamos. Yo regresé a la casa y me encontré on un vecino. Yo llevaba la silla de ruedas y me quedé limpiando en mi casa. Limpié el suelo y poner las cosas en ordén. El movil, el cenicero y todo se lo llevaron en el coche. Yo hablé con Samuel sobre las doce de esa noche. Y me comentó algo de río pero tampoco me espeicifcó el sitio.
11.02 Estábamos discutiendo y nos amenazamos porque ella quería que yo dejara a la pareja que tenía en ese momento. Marta y yo nos veímaos hasta que yo conocí a Rocío, mi pareja. Marta quería retomar la relación conmigo. Nos acaloramos discutiendo y en uno de los momentos había un cenicero lo cogí y le di un golpe. Estábamos egsticulando mucho, con los nervios, no se lo que me pasó, estaba enfadado, no supe como lo hice, estaba el cenicero y le di un golpe. Se cayó al suelo, me asusté, tenía sangre. Cayó su cabeza hacia el escritorio de la ventana. Cayó de espaldas. Intenté a ver si, no reaccionaba. Entonces llegó el menor y le dije que llamara a Samuel. Mie acordé de un tensiómetro de mi madre y no tenía pulso. En ese momento estaba solo.
11.00 Cuando mi hermano se va, estamos entre el salón y la habitación. Marta se sienta un segundo en el sofá verde del salón. Hablamos de una conversación que tuvieron pro Internet ella y unos amigos, de una relación que habíamos tenido ella y yo, hacía tiempo. Fuimos a hacer novio, poco tiempo. En esa conversación que yo mantuve realciones con ella y unos amigos se habían enterado.
10.57. A las 8.25 llegamos a mi casa. Una vez que entro veo que está mi hermano porque está la luz encendida. Marta con mi hermano no tenía mucho feeling. Mi hermano se estaba terminando de preparar para irse. Le digo que está ella en casa, supongo que le digo que es ella. Habla con mi hermano lo justo. Puede ser que me dijera mi hermano que tendiera la ropa y lo hice en una habitación que hace de trastero. Los tres en el piso estamos cinco minutos más o menos. Son ocho y media. nueve menos veinticindo. Marta y yo nos ponemos a hablar hasta que llega el menor pero deriba en una discusión.
10.54. A lo largo de la tarde me dijo que si la podía llevar a ver un Cristo. Había quedado con otro chico del que no recuerdo el nombre. Quedamos en mi casa para después ir de botellona. Normalmente entrábamos en la casa. Primero vamos a la Iglesia que está cerrá y después vamos a encontrarnos con el chico. Sobre las cocho de la tarde estamos en el puente de Triana. Marta hab´ló con el chico 10 minutos y escuché la conversación a lo lejos. Me presentó al chico pero no recuerdo el nombre y no lo conocía. De ahí fuimos a mi casa y Marta lo sabía. Habíamos hablado con El Cuco para quedar allí.
10.50. Conocía a Marta de hacía dos años. Samuel y El Cuco formaban parte de la pandilla. Hacía meses que no iba con la pandilla. Voy a recogerla al barrio y allí había unpar de amigos y estábamos esperándola. Eran las cinco y media. La llamé al telefonillo y le pregunté cuanto iba a tardar en bajar. No tardó ni cinco minutos. Conocía al padre Marta y lo vimos. Marta tenía que darle unos apuntes a una compañera y después fuimos a una plaza en la que estaban El Cuco, Gabi y algunos amigos más.