Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Los únicos que podemos salvarnos de ésta, somos los ciudadanos"

Nueva cita de los indignados, esta vez a nivel internacionalcuatro.com

Este sábado se celebra la primera convocatoria internacional de los indignados

Los ciudadanos de 700 ciudades de 70 países están llamados este sábado, 15 de octubre, a 'Tomar la Plaza'. Los Indignados saldrán a la calle en todo el mundo bajo el lema 'United for Global Change' para luchar contra los cuatro grandes poderes que manejan el mundo: el financiero, el político, el militar y el mediático. Los indignados españoles, de quienes surge la idea de una movilización global el pasado mayo, mantienen vivas todas y cada unas de las reivindicaciones originarias del 15-M, y pretenden, como explica el miembro de Democracia Real Ya, Jon Aguirre Such, crear conciencia entre la ciudadanía de que "somos los únicos que podemos salvarnos de esta".
Este sábado se celebra la primera convocatoria internacional de los indignados. En Santiago de Chile, Buenos Aires, Tokio, Los Ángeles, San Francisco, Montreal, Sydney, París, Roma, Copenhague o Bruselas hay convocadas manifestaciones de los indignados que sienten la necesidad de "un cambio global" y claman contra los cuatro grandes poderes: "financiero, político, militar y mediático", explica Jon Aguirre Such.
En España hay convocadas 60 movilizaciones. En Madrid la cita es a las 18 horas desde Cibeles hasta la Puerta de Sol. No obstante, las protestas se han convocado en más de 700 ciudades de más de 70 países de todo el mundo.
Para Aguirre Such, miembro de Democracia Real Ya, esta convocatoria global busca concienciar a la sociedad de que "los únicos que podemos salvar esta situación somos los ciudadanos". "Unidos en una sola voz, haremos saber a los políticos, y a las élites financieras a las que sirven, que ahora somos nosotros, la gente, quienes decidiremos nuestro futuro. No somos mercancía en manos de políticos y banqueros que no nos representan", recogen los indignados en 15october.net.
Los indignados españoles se muestran orgullosos de ser la cuna de un movimiento social que se ha extendido por todo el mundo. "Pese a quien le pese, España se ha convertido en un referente en la lucha social", dice Aguirre Such. Aunque en cada país el movimiento se adapta a sus circunstancias, quienes salgan a la calle el sábado estarán mostrando su disconformidad con los recortes sociales. Es difícil entender "porqué estamos pagando una crisis que han creado los bancos" y porqué "se socializan las pérdidas y se privatizan los beneficios", señala Aguirre Such.
Alternativas al camino dado
Para los indignados la austeridad por la que apuestan Europa y el Fondo Monetario Internacional (FMI) "no es el camino". Los estados podrían obtener ingresos poniendo coto a las operaciones especulativas del sistema financiero, combatiendo el fraude fiscal -según Aguirre Such en España se recaudaría de este modo 80.000 millones de euros- o evitando que las deudas soberanas se financien a través de las entidades privadas que cobran elevados intereses.
Tras el éxito de la convocatoria en España del 15 de mayo y su enorme repercusión en otros países europeos, Democracia Real creo un grupo de trabajo internacional cuyo resultado, bajo el lema 'United for Global Change', se verá este sábado en las calles de todo el mundo. Democracia Real espera consolidar esta nueva línea internacional, recuperar el impulso de las asambleas de barrios y crear conciencia entre la ciudadanía.