Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asesinada a una semana de dar a luz

Su familia, de Fornelos de Montes, está "destrozada"

Estaba a punto de dar a luz, pero la tragedia se cruzó en su camino. La mujer asesinada el jueves en una iglesia de Madrid durante un tiroteo se encontraba en los últimos días del embarazo. Sin embargo, el ataque de un hombre, que le disparó a bocajarro en el interior de la parroquia, acabó con todos sus planes e ilusiones. Pese a todo, los servicios de emergencia consiguieron salvar al pequeño que permanece ingresado en el hospital a la espera de conocer su evolución. La familia de la víctima, natural del municipio pontevedrés de Forneles de Montes, dice estar "destrozada" tras los hechos.
El alcalde de la localidad natal de la fallecida, Emiliano Lage, ha explicado que la mujer tenía 36 años de edad y estaba a punto de salir de cuentas.
Además, ha comentado que la víctima ha sido vecina de dicha parroquia hasta que se trasladó a Madrid por motivos laborales (en la actualidad era empleada de una sucursal de Novacaixagalicia).
La familia de la chica "es muy conocida" en el pueblo, ya que su padre es también empleado de la caja y trabaja en Fornelos de Montes.
"Es una familia normal, que nunca tuvo problemas con nadie", ha dicho el regidor antes de manifestar la "repulsa" de todo el pueblo por este "terrible" acontecimiento.
Según se ha podido conocer, la familia, tras los hechos, se encuentra "destrozada".
Los hechos ocurrieron a última hora de la tarde del jueves en la parroquia de Santa María del Pinar. Un hombre de 34 años de edad entró en la iglesia con un arma de fuego y disparó contra esta mujer embarazada, que falleció -aunque efectivos sanitarios lograron hacerle una cesárea y sacar a su bebé-, y contra otra mujer de 52 años, que resultó herida grave por un disparo en el tórax. A continuación, el hombre se suicidó con la misma arma.