Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Sociedad de Trombosis y Hemostasia recuerda que son necesarias de donaciones regulares de sangre

El presidente de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), el doctor José Antonio Páramo, ha hecho un llamamiento a la población para que donde sangre regularmente, ya que "solo se puede conservar por un tiempo limitado".
Con motivo del Día Mundial del Donante de Sangre, que se celebra este miércoles, ha explicado que las donaciones por un número suficiente de personas sanas "son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y lugar que se precise".
"Las donaciones pueden salvar vidas con tan solo invertir unos minutos se puede ayudar mucho a otras personas que lo necesitan", reitera Páramo, quien recuerda que los hombres pueden donar hasta a 4 veces al año y las mujeres 3, siempre y cuando se respete el intervalo mínimo de dos meses entre donaciones.
Según el recuento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se recogen en el mundo 112,5 millones de unidades de sangre. Casi la mitad de esas donaciones, un 47%, provienen de países de ingresos altos que representan menos del 19% de la población del planeta, por lo que muchos pacientes que necesitan esas donaciones, bien porque viven en países en vías de desarrollo o en situaciones de conflictos armados, no pueden acceder a tiempo a esas transfusiones seguras.
Para conmemorar este día, la OMS ha querido centrar el mensaje en la importancia de la donación de sangre durante emergencias y catástrofes civiles, ya que los componentes de la sangre pueden ser utilizados individualmente para salvar vidas en el ámbito militar y civil.
Las guías actuales resaltan la importancia "del tratamiento inmediato de la hemorragia, incluyendo una proporción adecuada de concentrado de hematíes, plasma, plaquetas y un inhibidor de la fibrinólisis (ácido tranexámico) para mejorar la coagulación de la sangre", aseguran desde la SETH.