Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El niño que presenció la sobredosis de su abuela encuentra una nueva casa

Un niño de 4 años siendo testigo de la sobredosis de su madreFacebook

La imagen de un niño de cuatro años en la parte trasera de un coche y dos personas adultas, su abuela y un amigo de ella, con una sobredosis de heroína, dieron la vuelta al mundo. La imagen fue difundida por las autoridades de Ohio para concienciar sobre el peligro de las drogas pero ahora la familia del niño asegura que les han arruinado la vida. El menor de 4 años ha sido entregado a una nueva familia que posee su custodia.

El niño que permanece en la parte trasera de un coche mientras que su abuela y un amigo de ésta están sufriendo una sobredosis, ya ha encontrado un nuevo hogar en Carolina del Sur.
La imagen del niño presenciando la terrible escena, estremeció a medio mundo y las autoridades han actuado con celeridad para que el pequeño pueda encontrar un verdadero hogar en el que tener una infancia feliz.
Todo sucedió cuando el oficial Kevin Thompson conducía su vehículo por una de las calles residenciales cuando observó a un Ford Explorer negro moviéndose de "forma errática". A los pocos segundos, tras frenar de golpe varias veces por no chocar con un bus escolar, el coche se detiene el arcén.
Thompson se acerca a su conductor y descubre una dura escena. Al volante se encuentra James Acord, de 47 años y a su lado Rhonda Pasek, de 50, ambos retorciéndose con claros síntomas de haber consumido altas dosis de narcóticos. Sin embargo, en los asiento de detrás, afortunadamente sin comprender lo que ven sus ojos, sentado en una sillita se encuentra un rubio niño de 4 años.
Tanto James Acord, de 47 años como a Rhonda Pasek, de 50, le salvaron la vida los facultativos que acudieron al lugar, en la actualidad se encuentran encarcelados.
En declaraciones al diario Daily News, la tía abuela del niño afirma que tras la publicación de la fotografía les han arruinado la vida, asegura que deberían haberles ocultado la cara porque ya han quedado estigmatizados de por vida.
Madre con sobredosis delante de su hijo