Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El debate sobre la campaña de niños con Síndrome de Down vetada en Francia llegará al Tribunal de Estrasburgo

Las asociaciones francesas Fundación Jérôme Lejeune y Amigos de Éléonore han anunciado que recurrirán ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo (TEDH) la decisión del Consejo de Estado francés de rechazar la petición de siete jóvenes con síndrome de Down de sancionar al Consejo Superior Audiovisual (CSA) de este país por haber censurado el vídeo 'Querida futura mamá' (Dear future mom).
El órgano francés tildó la campaña de "inapropiada" señalando que tenía un "objetivo ambiguo, ya que está dirigida a una mujer embarazada cuyo hijo tiene síndrome de Down" y "probablemente perturbaría la conciencia de las mujeres que habían tomado diferentes opciones legítimas de su vida personal". Una decisión que, para la Fundación Jérôme Lejeune contribuye a "agravar la anestesia de las conciencias sobre el tema vital de la eugenesia".
Para el gerente de Down España, Agustín Matía, la decisión de acudir a Estrasburgo es "muy buena" y recuerda que todos los países de la Unión Europea son firmantes de la convención de derechos de las personas con discapacidad, por lo que se apuesta por un modelo de toma de conciencia, de presencia pública y de reconocimiento de la dignidad de la discapacidad. "Entendemos que puede ser muy buena ocasión que un tribunal superior de derechos universales como es el Tribunal de Estrasburgo pueda valorar este caso e interpretar si realmente comparte esa decisión ya que sentaría una jurisprudencia muy interesante", señala Matía en declaraciones a Europa Press.
La polémica en el país galo se remonta a marzo de 2014 cuando se creó el video para conmemorar el Día Mundial del Síndrome de Down. La campaña, que muestra la realidad de las personas con síndrome de Down frente a una mujer embarazada, se emitió en numeros países de todo el mundo, incluidos España y Francia. Tras su emisión, el CSA francés recibió varias quejas y decidió valorar el video. En junio de ese mismo año afirmó que el mensaje era "susceptible de controversia" y estimó que "el mensaje no se basaba en el interés general" como estipula el decreto de 1992 que regula la publicidad audiovisual.
Tras la resolución, un grupo de siete jóvenes con Síndrome de Down, respaldados por la Fundación Jérôme Lejeune y por la asociación Amigos de Éléonore, acudieron al Consejo de Estado francés ya que consideraron la decisión como un ataque a la libertad de expresión. Ahora, el Consejo de Estado ha rechazado el recurso presentado por los jóvenes argumentando que el vídeo era "inapropiado" y con un "objetivo ambiguo, ya que está dirigido a una mujer embarazada cuyo hijo tiene síndrome de Down". Además, el órgano señala que la felicidad de los chicos que aparecen en la campaña "probablemente perturbaría la conciencia de las mujeres que habían tomado diferentes opciones legítimas de su vida personal" e incide en que la difusión del mismo no favorece el interés general de los franceses.
Desde Down España consideran la decisión "excesiva" ya que lo que se ha puesto en entredicho es el concepto de interés general que, según los órganos franceses, "no estaba bien protegido porque el video se podía entender como una presión a las mujeres embarazadas que estuviesen tomando la decisión de abortar o no"..
Para la organización española, que defiende que las mujeres embarazadas deben recibir toda la información posible de la manera más "neutra, veraz y equilibrada" para poder decidir si abortar o no, les cuesta entender que "este tipo de videos, pudiese ser realmente coercitivo o excesivo", añade Matía quien recuerda que en España este caso "sería muy raro que se diera ya que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia sería la que tendría que valorar y aquí se permite la publicidad de carácter público y benéfico".
Para la Presidenta de la Fundación Jérôme Lejeune en España, la Dra. Mónica López Barahona, el objetivo de la campaña 'Querida futura mamá' es muy diferente al señalado por los órganos franceses. "Este tipo de campañas se realizan para ayudar a las familias con algún hijo con Síndrome de Down, para mostrar que estos niños pueden ser tan felices como cualquiera --explica--. La idea no es herir a nadie, ni molestar a una mujer que ha decido abortar, sólo se muestra un hecho constatable, que es la alegría y la plenitud de vida que llegan a tener estas personas".
Asimismo, para el Presidente de la Fundación Jérôme Lejeune en Francia, Jean-Marie Le Méné, "poner en el mismo plano la conservación de la vida de un ser humano y su destrucción es una concepción peculiar de la vida humana. Como si los dos hechos tuvieran el mismo valor". "La decisión del Consejo de Estado toma partido considerando que la libertad de expresión hacia las personas con Síndrome de Down debe inclinarse a favor del derecho al aborto", denuncia.
EL VÍDEO: QUERIDA FUTURA MAMÁ
La campaña 'Querida futura mamá' (Dear future mom) se emitió en marzo de 2014 con motivo de la celebración del Día Internacional del Síndrome de Down en las televisiones de varios países de todo el mundo, incluidos Francia y España. El vídeo parte de una carta escrita por una mujer a CoorDown (plataforma italiana de asociaciones de personas son Síndrome de Down) en la que dice que está gestando un bebé con Síndrome de Down y pregunta qué clase de vida va a tener ese niño cuando nazca. La respuesta la proporcionan personas con el mismo trastorno genético de distintos países: "Querida futura mamá, no te asustes. Tu hijo podrá hacer muchas cosas".
"Podrá abrazarte, hablarte, correr hacia ti, ir al colegio, aprender a escribir, viajar, trabajar e incluso, independizarse, ¡Como todos los hijos! A veces será difícil, muy difícil, casi imposible pero, ¿No es igual para todas las madres? Querida futura mamá, tu niño podrá ser feliz. Como yo lo soy. Y tú también serás feliz, ¿Verdad, mamá?", dicen los protagonistas, que aparecen junto a sus madres al final del spot.
El video ha sido reproducido más de 7.300.000 en el canal de YouTube de CoorDown y ha recibido varios premios, entre los que destacan seis Leones del Festival de Creatividad de Cannes, en la misma Francia. En Australia, por su parte, se ha utilizado en las facultades de Medicina para proporcionar a los universitarios información sobre la vida de las personas con Síndrome de Down.