Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos médicos lanzan una propuesta para cubrir puestos específicos en el SNS y evitar nombramientos "a dedo"

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha elaborado una serie de criterios homogéneos para todo el Sistema Nacional de Salud (SNS) a la hora de cubrir puestos específicos de médicos que garantice que se selecciona al mejor profesional y evite "nombramientos a dedo".
En concreto, plantean que en la oferta de plazas de atención especializada, tanto para procesos selectivos como para procesos de movilidad o traslado, se distinga entre una modalidad generalista o de acceso restringido y excluyente en función de la especificidad de la labor asistencial a desarrollar.
La modalidad generalista debería seguir los estándares habituales de un concurso o concurso-oposición basado en un acceso universal de los especialistas con titulación válida, sistema de baremación definido y, donde corresponda, oposición mediante prueba objetiva.
En cambio, se optaría por la modalidad más excluyente para plazas de especialidad que puedan ubicarse dentro de las Áreas de Capacitación Específicas (ACE) reconocidas legalmente o en proceso de reconocimiento.
La progresiva especialización de la Medicina está dando lugar a nichos competenciales nuevos o subespecialidades, según ha reconocido el sindicato, lo que a su vez genera "puestos de trabajo específicos cuya cobertura adolece hoy de un sistema reglado que impida la discrecionalidad en los nombramientos y asegure que la plaza está ocupado por el mejor profesional".
BUSCAN GENERAR DEBATE
Antge esta situación, CESM tomó hace meses la iniciativa de elaborar un documento-propuesta que reflejara su posición de cara a "garantizar un procedimiento de selección justo y efectivo", y ya lo han comenzado a difundir con vistas a generar un debate que conduzca la pronta solución de este problema.
Uno de los problemas para establecer este modelo es que no existe un cauce reglado para llevarlo a cabo, a pesar de que algunas comunidades autónomas (Castilla y León, País Vasco, Extremadura, Aragón) lo han intentado afrontar desde diferentes enfoques.
Por ello, entienden que mientras no se desarrolle el procedimiento de obtención de las ACE podrían tenerse en cuenta otras formas de acreditación para la provisión de estas plazas, tales como los Diplomas de Acreditación (DA) y Acreditación Avanzada (DAA), previstos también en la Ley de Ordenación de los Profesionales Sanitarios (LOPS).
CRITERIOS PARA DETERMINAR LOS PUESTOS
Además, la propuesta de CESM también entra a valorar los requisitos para determinar en el futuro los puestos específicos, que a su juicio deben estar vinculados a la existencia de un ACE; han de figurar en la correspondiente plantilla orgánica, definiendo su número y sus características; y sólo podrán ser implantados en aquellos centros cuya cartera de servicios ofrezca de manera diferenciada y concreta ese nivel de especificidad.
Entre los requisitos también incluyen la publicación anual de relación de hospitales y servicios que en el SNS ofrecen puestos específicos. En dicha relación deberá incluirse la denominación del puesto, así como el número de plazas existentes en cada uno de ellos.
Y el acceso a estos puestos no impedirá la realización de tareas generalistas de la especialidad, sin bien el hospital estará obligado a que estos profesionales dedique un porcentaje de tiempo determinado y suficiente a la actividad específica.