Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Silla Roja de Entreculturas se centrará este año en concienciar a los escolares sobre el medio ambiente

La ONG Entreculturas ha lanzado la campaña 'La Tierra es nuestra mejor escuela', lema de este curso escolar de la Silla Roja, con la que pretende concienciar y sensibilizar sobre la importancia de un Planeta sano para que se cumpla el derecho a la educación y sobre el papel clave de la educación para la sostenibilidad.
La Silla Roja nació en 2012 para reivindicar el derecho a la educación de los 59 millones de niños y niñas en todo el mundo que no pueden ir al colegio. "Es la silla de la educación, la oportunidad de tener un futuro mejor a pesar de las situaciones de pobreza, exclusión, conflicto o desplazamiento", según señalan en su web.
"En los últimos años el número de desplazados por causas medioambientales no ha dejado de aumentar. Si a principios de este siglo había 25 millones de desplazados por esta causa, sólo en 2014 había 19 millones", explica Irene Ortega, de la ONG Entreculturas, durante la presentación de la campaña 'La Tierra es nuestra mejor escuela'. Según ACNUR, si no se frena el cambio climático, en los próximos 50 años, entre 230 millones de personas y mil millones de personas deberán abandonar sus hogares. De estas personas, "los más afectados son los niños, porque interrumpen la continuación en las clases, no sólo por la enfermedad o el tener que emigrar sino porque tienen que trabajar para ganar dinero porque la familia tiene que subsistir", añade.
Desde Entreculturas apuestan porque la solución pasa por la educación. "En el colegio los niños pueden aprender a cuidar el planeta, a resistir los cambios climáticos mejor así como aprender valores y generar alternativas". Por ello, ha sido la elección del medio ambiente como eje de la Silla Roja de este curso.
"La campaña casa muy bien con nuestro proyecto educativo donde queremos que los alumnos se den cuenta del enorme poder de cambio que tienen en sus manos--, explica Rubén del Castillo, director del Colegio María Reina (Madrid), donde ha tenido lugar la presentación--. No son conscientes de que a través de pequeños gestos pueden cambiar muchas cosas. El pequeño gesto lo llevan del colegio a su casa, al portal, al barrio y a dónde vayan".
'GUARDIANES AMBIENTALES' EN EL SALVADOR
Durante la presentación de la campaña han participado líderes del proyecto 'Guardianes Ambientales' que desarrolla Entreculturas en El Salvador, en el Complejo Educativo de 'La Merced' en Planes de la Laguna, Santa Ana.
"En Guardianes Ambientales tenemos tres palabras clave: aprendo, practico y aplico, --explica Juan San Salvador Jaimes, coordinador del proyecto--. Lo que se aprende y se practica, luego se aplica en la vida. Todos los que participamos en el proyecto nos movemos para proteger el medio ambiente, la mejoría para nosotros y las futuras generaciones".
Nelson es uno de los 143 Guardianes Ambientales de El Salvador en el lago Coatepeque. A su cargo tiene a 40 jóvenes que trabajan en el huerto del colegio donde además de cultivar, venden lo cosechado. "Guardianes Ambientales me ha cambiado la vida. Antes botaba la basura", asegura "pero ahora sé que con lo poquito que hago estoy salvando mi planeta", explica. "Nosotros soñamos en grande, soñamos que nuestro planeta esté mejor que ahora. Solo uno no puede hacer nada, pero el poco que todos ponemos es muy grande", añade.
Por su parte, Ruth está a cargo de otros 36 jóvenes que trabajan con los guías naturalistas de la zona, que acompañan a los turistas por senderos del lago mostrándoles las especies animales y vegetación. Además, dan charlas a los más pequeños del colegio, los llamados 'ardillas ambientales', a quienes les explican la importancia del cuidado al medio ambiente.