Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cuenta de Twitter de Iñaki Urdangarín, en silencio desde el 4 de noviembre

Tres días después, la Policía registró las sedes de varias empresas relacionadas con el Instituto Nóos

La cuenta de Iñaki Urdangarín en la red de microblog Twitter se mantiene en silencio desde el pasado viernes 4 de noviembre, cuando compartió un estudio sobre el uso novedoso de los teléfonos móviles para recabar datos sobre la malaria sin comprometer la identidad de los afectados.
Tan sólo tres días después, la Policía Nacional registraba en Barcelona las sedes de varias empresas relacionadas con el Instituto Nóos que presidió Urdangarín durante 19 meses por la investigación del presunto desvío de 2,3 millones de euros por parte del Ejecutivo del expresidente balear Jaume Matas.
El duque de Palma se abrió una cuenta en septiembre de 2010 durante una reunión en Washington como consejero de Telefónica con los cofundadores de la Campus Party de Valencia, el gran acontecimiento de Internet consagrado a la innovación, creatividad, la ciencia y el ocio digital.
En los últimos meses, solía publicar mensajes casi a diario en esta red social, para compartir fundamentalmente noticias e impresiones relacionadas con el mundo de las telecomunicaciones.
Urdangarín es actualmente miembro del Consejo de Telefónica Internacional y está siendo investigado por el juez que instruye el caso 'Palma Arena'.
La Fiscalía Anticorrupción sospecha que Urdangarín y su socio en el Instituto Nóos Diego Torres urdieron un entramado societario cuando ambos estaban al frente de esta entidad con el fin de apoderarse de fondos públicos y privados fijando precios "totalmente desproporcionados" por los servicios que prestaban a la Administración y simulando asimismo trabajos "ficticios".