Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siguen buscando al hombre que apuñaló a cinco personas sin mediar palabra en Lleida

Policía Nacional, Guardia Urbana y Mossos siguen buscando al hombre, de unos 35 años, que este lunes ha apuñalado a cinco personas en Lleida en solo una hora sin mediar ni una palabra. Las víctimas no tenían relación alguna con el agresor ni entre sí. Los Mossos llaman a la tranquilidad.

Una de las víctimas, un hombre paquistaní al que clavó el cuchillo en la espalda ha sido trasladado en estado crítico al Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona.
En estado grave se encuentran una mujer de 40 años y de origen marroquí y tres hombres, de 26, 40 y 37 años. Se trata de un sudamericano, un chino y un español.
El agresor es un hombre que aparentemente es extranjero, según el responsable de los Mossos en Lleida, que ha detallado que las dos primeras agresiones se han producido en el Gran Passeig de Ronda, otras dos en Príncep de Viana y la última en la Plaça del Treball.
Rosell, que ha aclarado que no se ha producido ninguna detención aunque sí muchas identificaciones, ha hecho un llamamiento a la tranquilidad a la ciudadanía de Lleida. "Tanto el cuerpo de los Mossos d'Esquadra como de la Guardia Urbana trabaja intensamente para localizarlo y detenerlo", ha afirmado Rosell.
"Se está llevando a cabo la investigación, estamos poniendo los cinco sentidos. Es todo lo que les podemos decir", ha agregado tras concretar que el sospechoso no está identificado.
Por su parte, el Ayuntamiento ha asegurado en un comunicado que la Guardia Urbana, junto con los Mossos y con la colaboración de la Policía Nacional trabaja en la búsqueda del agresor.
El alcalde de Lleida, Àngel Ros (PSC) se ha desplazado al Hospital Arnau de Vilanova para seguir el estado de los heridos.