Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Serna insiste en achacar los problemas a la excepcionalidad meteorológica y a un cúmulo de imprevistos

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha negado este sábado falta de previsión en los dispositivos para hacer frente al temporal y ha insistido en achacar el 'caos' vivido en las carreteras por el temporal a la excepcionalidad de la situación meteorológica y a una serie de imprevistos, como la caída de torres de alta tensión.
Así lo ha señalado en rueda de prensa en el Ayuntamiento de Gijón, ciudad donde se ha reunido en este día con representantes del Gobierno local y del regional para abordar el proyecto de soterramiento.
De la Serna ha reiterado que se produjo una situación meteorológica no vista nunca antes, con temperaturas anormalmente baja. Ha señalado, en este sentido, que la caída de torres alta tensión y varios accidentes producidos conllevaron que no pudieran acceder las máquinas quitanieves, como pasó en la A-3, que provocó el 'caos' en esa carretera.
"No es fácil prever que en una nevada vayan a caer torres de alta tensión", ha recalcado, quien ha destacado las bajas temperaturas en algunos lugares, el cerramiento de pueblos y que muchos miles de personas no tengan suministro eléctrico aún.