Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sergio Morate confesó que mató a Marina y a Laura en cinco minutos

Sergio Morate se ha negado a hablar con el juez y la policía desde su detención. Pero cuando llegó a España extraditado de Rumanía, confesó el doble asesinato a los agentes que lo custodiaban en su traslado al juzgado de Cuenca y luego a la cárcel madrileña de Estremera. Los policías han contado al instructor del caso que Morate fue frío y dió detalles. Contó que mató a Marina de forma premeditada y a Laura cuando ésta se presentó en el piso por sorpresa. Que solo le llevó cinco minutos asesinarlas. Que llevó sus cadáveres hasta Palomera en el coche de un amigo y que esperó, como si nada, a que cayera la noche para deshacerse de ellos. También ha declarado ante el juez el amigo que prestó el coche, a petición de la acusación particular de la familia de Laura.