Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Sergas propone indemnizar con 267.000 euros a las dos hijas de una mujer que se suicidó en el Meixoeiro

El Consello Consultivo considera que la cantidad debe rebajarse a la mitad al entender que se trató de "un acto voluntario"
El Sergas ha propuesto indemnizar con casi 267.000 euros a las dos hijas de una mujer de 34 años, que en 2012 se suicidó cuando se encontraba ingresada en el servicio de Psiquiatría del Hospital Meixoeiro, en Vigo; si bien el Consello Consultivo de Galicia ha considerado que la indemnización debe rebajarse a la mitad al entender que se trató de "un acto voluntario".
En la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, el instructor del expediente del Sergas propone una indemnización de casi 267.000 euros para las niñas, por el reconocimiento expreso del daño causado, la antijuridicidad del mismo y nexo causal entre la actuación de la administración sanitaria y resultado dañoso producido.
Así, se reconoce que en junio de 2012, mientras la mujer estaba internada en el hospital por riesgo de autolisis --pues en el pasado registró varios intentos autolíticos--, "una falta de supervisión de unos 30 minutos" permitió que la paciente se ahorcase colgándose de la barra de las cortinas del baño, que a su vez "falló en el sistema de prevención previsto" en este tipo de instalaciones.
Por su parte, el Consello Consultivo admite que hubo "quebrantos en los protocolos aplicables", si bien entiende que la indemnización que corresponde es de 267.000 euros pero aplicando un factor de corrección del 50 por ciento, es decir, 133.500 euros, "en tanto existe un acto voluntario imprescindible para el fatal desenlace realizado por la propia víctima".
Asimismo, este organismo, cuya resolución no es vinculante, censura al Sergas "la excesiva dilación en la tramitación del procedimiento, ya que no se respetó el plazo legalmente establecido" y aunque la propuesta de resolución data de septiembre de 2016, no se remitió al organismo hasta "casi siete meses después".
FALLOS EN LOS PROTOCOLOS El abogado de la asociación El Defensor del Paciente en Galicia Cipriano Castreje, que interpuso la reclamación, ha lamentado que "lo que --la mujer-- no pudo conseguir en la calle, quitarse la vida, lo consiga dentro del propio hospital"; si bien ha valorado que el Sergas reconociese que "fallaron la supervisión de la paciente y los medios para reducir el riesgo de ahorcamiento" en el centro.
No obstante, respecto a la rebaja en la indemnización propuesta por el Consello Consultivo, ha recriminado que asuma "una doctrina jurisprudencial obsoleta" del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y "acoja la tesis de que fue un acto voluntario, y que por lo tanto hay que reducir la indemnización un 50%".
"Por mucha voluntad que tuviese la paciente de quitarse la vida, no era dueña de sus actos, y si los sistemas de prevención no fallasen, esa persona podría estar viva", ha apuntado el letrado, que ha criticado que esta resolución "en cierta medida está premiando a la Administración por no cumplir, y quitándoselo a las dos huérfanas que nada tienen que ver con los fallos del sistema".
Así las cosas, ha considerado que la propuesta de indemnización del Sergas "se acerca más a la realidad sobre lo sucedido" y ha trasladado que espera que en vía judicial o administrativa "no sólo se incremente" la cuantía, "sino que se reconozca que la asistencia no fue en absoluto correcta, ni planificada ni conforme a protocolos".