Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No teníamos duda ninguna de que tenía un origen criminal"

Casi dos años después se vuelven a encontrar estos dos viejos conocidos.El jefe de la investigación y el presunto asesino del caso otra vez cara a cara.José Bretón le mira, pero Serafín Castro se sienta y empieza a declarar. Lo hace con contundencia.Con la convicción de que Bretón escondía algo, reconstruyeron cada minuto de ese día.Sólo quedaban 3 horas sin justificar.Por tanto la conclusión era muy clara "los niños tenían que estar ahí si o sí". Por eso pusieron patas arriba la casa. Sin ningún éxito. En ese tiempo siempre vió a Bretón "tranquilo, como si con él no fuera la fiesta con una tranquilidad espantosa". El abogado de Bretón ha vuelto a incidir en su línea de defensa. La muestra número 8, numerosas preguntas sobre la cadena de custodia...Y para terminar, el jefe de la investigación lo hace con la misma contundencia con la que empezó "Mi deducción es que han muerto como han muerto, quemados". No tiene dudas y se marcha sin mirar al acusado.