Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado pide un Pacto de Estado para luchar contra la Violencia de Género

El Pleno del Senado ha aprobado este martes 27 de septiembre una moción en la que manifiesta la necesidad de alcanzar un Pacto de Estado para luchar contra la violencia que se ejerce contra las mujeres con la participación del Gobierno, las comunidades autónomas y las entidades locales, así como de los agentes políticos, económicos y sociales.
La moción, presentada por el PP, ha sido aprobada por 145 votos a favor, 101 en contra y cinco abstenciones por parte senadores del Grupo Mixto.
Durante el debate en el hemiciclo, la senadora 'popular' Severa González ha indicado en su intervención que no se alcanzarán los objetivos en esta materia sin "cohesión" y "unidad" de todos los representantes y grupos políticos, y ha pedido a todas la mujeres víctimas que denuncien y mantengan la denuncia.
Además, la parlamentaria del Partido Popular ha asegurado que el compromiso del PP "se mantendrá intacto" mientras haya una víctima. "Si todos estamos de acuerdo en el fin, ¿qué nos impide ponernos de acuerdo en los medios?", ha planteado.
El Grupo Parlamentario Popular en el Senado ha rechazado todas las enmiendas de adición, modificación y sustitución presentadas por grupos de la oposición como el Grupo Mixto (Compromís, Foro de Ciudadanos-Foro Asturias, Partido Demócrata Catalán, y Asociación Socialista Gomera), el Grupo Parlamentario Socialista y el Grupo Parlamentario Unidos Podemos - En Comú Podem - En Marea.
Entres otras cuestiones, los grupos de la oposición proponían modificar en todo el texto la expresión "violencia de genero" por la de "violencia machista"; apostar por la prevención en base al mantenimiento de los compromisos presupuestarios; la creación de un foro de trabajo anual para mejorar la coordinación territorial en la materia; "reponer" partidas presupuestadas; transferir "diligentemente" los recursos necesarios a las CC.AA.; o la creación de una Unidad de Coordinación contra la Violencia de Género en cada comunidad autónoma.
La senadora socialista Laura Berja ha acusado al PP de oportunismo ya que "hace justo un año" el Grupo Socialista -- que este martes ha propuesto 10 enmiendas de sustitución-- llevó a la Cámara Alta la propuesta de un Pacto de Estado para "erradicar toda manifestación de violencia machista" con una dotación económica. "Solo el GPP se opuso", ha criticado.
Desde el Grupo Mixto, el parlamentario de Compromís Jorge Navarrete ha pedido la asignación de recursos presupuestarios y ha defendido que la mejor herramienta para luchar contra la violencia machista es la "prevención". Rosa María Domínguez (Foro Asturias) también ha defendido la importancia del "consenso" y el apoyo presupuestario "por parte de un Gobierno sensible".
MEDIDAS APROBADAS
Así, el primer Pleno de la Cámara Alta ha dado luz verde a la moción que, entre otras, propone impulsar, una vez acabada la vigencia de la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la mujer, un nuevo Plan Nacional de Sensibilización y Prevención de la Violencia de Género, al amparo de lo dispuesto en el artículo 3 de la Ley Orgánica 1/2004.
Asimismo, el texto propone modificar la Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género para adaptar la legislación a las exigencia del Convenio de Estambul y las recomendaciones de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, que España ha ratificado, así como a las necesidades constatadas tras más de diez años de vigencia de la norma, con atención al informe sobre los diez años de la Ley elaborado por el Ministerio de Sanidad.
Del mismo modo, el Pleno del Senado se ha mostrado de acuerdo con la necesidad de reforzar la prevención y formación mediante campañas innovadoras que utilicen nuevas técnicas y nuevas tecnologías; así como de perfeccionar los mecanismos de derivación de las víctimas desde los servicios sanitarios a las redes de recursos de asistencia integral.
La moción también aboga por impulsar pautas comunes para la intervención individualizada integral y multidisciplinar en mujeres que sufren violencia de género, así como la figura profesional de referencia y perfeccionar los protocolos de coordinación, contemplando la situación especifica de los menores.
Informar sobre la existencia de itinerarios específicos de empleabilidad dirigidos a las mujeres víctimas de violencia de género con la finalidad de potenciar estos servicios y favorecer una mayor inserción laboral de estas mujeres, son otras dos de las medidas que se incluyen en la moción aprobada.