Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal de Seguridad Vial alerta de la "desprotección, desamparo y abandono" de las víctimas de accidentes de tráfico

El fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha afirmado este lunes 23 de enero, "con sentido autocrítico", que las víctimas de accidentes de tráfico están en una "situación de desprotección, desamparo y abandono", y ha abogado por que las instituciones hagan "muchos y coordinados esfuerzos en esta materia".
Así lo ha puesto de manifiesto en una rueda de prensa ofrecida con motivo de la celebración de la Jornadas Anuales de Fiscales Delegados de Seguridad Vial para abordar el tema de las víctimas de accidentes de tráfico, que ha tenido lugar en la sede del Centro de Estudios Jurídicos de Madrid.
En este sentido, ha reconocido que, tras diez años como fiscal coordinador, "muy poco" se ha avanzado en este sentido, convirtiendo a los afectados en "víctimas de segunda categoría", ya que la "delincuencia vial sigue devaluada". Además, Vargas ha advertido de que esta situación "se ha acentuado" tras las dos últimas reformas legales: la reforma de los delitos imprudentes y la del Baremo de Tráfico.
En concreto, el fiscal coordinador de Seguridad Vial ha criticado el "olvido" al que son sometidas las víctimas por parte de la sociedad pero también por parte de las instituciones. Así, ha explicado que el acceso al proceso penal, tras la aprobación del Estatuto de la Víctima, ha mejorado jurídicamente, "pero en la realidad no". "No saben qué hacer, cuándo intervenir, qué escritos presentar", ha subrayado.
Sobre la reforma de los delitos imprudentes, Vargas ha alertado de que está generando una "despenalización en la práctica de la tutela penal" y es que la infracción penal es "algo privado". "Subyace ahí incluso una concepción criminológica de que este tipo de delincuencia es propia de gente honrada, y por tanto todos la podemos cometer y por tanto la devaluamos", ha argumentado.
Asimismo, ha detallado que las víctimas "sólo" están amparadas en el proceso penal, que ha disminuido "indebidamente" porque se archivan. "Esto no puede ser. Son 1.680 muertos al año", ha enfatizado, para después agregar que "no puede ser" que, producida la tragedia, las victimas no tengan "toda la cobertura".
Respecto al Baremo de Tráfico, Bartolomé Vargas ha puesto de manifiesto que "introduce mejoras", pero al mismo tiempo es "complejo" y las víctimas lo desconocen, lo cual hace que "no pueden tomar sus decisiones". El fiscal coordinador ha asegurado que el Ministerio Fiscal está llevando acabo un "seguimiento" del mismo y ha apuntado que las tablas que incluye la norma para realizar los cálculos "se fundamentan en unas bases técnicas" que no están publicadas, lo cual es una "laguna importante".
El fiscal coordinador ha recordado que una víctima de accidente de tráfico a continuación sufre depresiones, desequilibrios emocionales y psicológicos, pérdida de empleo, etc. Del mismo modo, ha destacado que el hecho de enfrentar el proceso judicial hace que estén sometidos a una "victimización secundaria" debido a que suelen prolongarse en el tiempo, unos tres o cuatro años de media, según ha precisado el fiscal coordinador. A ello hay que añadir, como ha apuntado Vargas, la "absoluta indefensión" y de "desigualdad" en la que se encuentran las personas en situación de precariedad económica.
Según ha avanzado el fiscal coordinador de Seguridad Vial, de las Jornadas que se están celebrando saldrá un impulso "decidido" por parte del Ministerio Fiscal en materia de formación e instrucción de los cuerpos de seguridad encargados de esta materia, así como de coordinación de las instituciones implicadas a todos los niveles y de la sociedad. "Lo importante no es mi voz, sino la voz de las víctimas", ha apostillado.
En la rueda de prensa han participado varias víctimas de accidentes de tráfico. Es el caso de Ana González, viuda de un aficionado al ciclismo arrollado por un camión el 21 de octubre de 2013 y que se dio a la fuga tras el atropello. "Es una lucha en los juzgados", ha confesado González, que más de tres años después continúa sin fecha para el juicio. Por este motivo, Ana ha iniciado una campaña en Change.org para pedir cambios legislativos en relación con la penalización de la omisión de socorro y el homicidio imprudente.
Por su parte, Pilar ha relatado su experiencia después del atropello de su hijo Fer, quien presuntamente fue atropellado por un conductor que se saltó un stop en estado de embriaguez, teniendo "antecedentes por lo mismo". "Nuestra familia lo tenía todo", ha declarado en alusión al momento del siniestro, el 30 de abril de 2015.
Pilar ha explicado que su hijo fue atropellado cuando contaba 15 años, de modo que el impacto le provocó el coma. Así, ha afirmado que "la condena" continúa para Fer, que llega a tener diez horas diarias de rehabilitación. "Mi niño no tuvo un accidente. Mi niño se encontró con un delincuente", ha subrayado.
Finalmente, otro de los testimonios que se ha podido escuchar ha sido el del fiscal encargado del caso del accidente de autobús de Castuera en 2014, Diego Yebra, quien ha defendido el papel de los fiscales especiales a la hora de "ayudar" a las víctimas ante procedimientos que se "alargan". Yebra ha denunciado además que la sociedad está "poco concienciada" con esta lacra y la legislación "obsoleta".