Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La guardia civil descarta que el padre asesinara a su hija en Huelva

Los investigadores de la Guardia Civil han descartado la hipótesis del parricidio en el caso del suceso de Almonte (Huelva), donde el lunes fueron hallados muertos con signos de violencia en su propio domicilio un hombre de 39 años y su hija de ocho. Ahora se baraja la posibilidad de que sea un doble crimen.

La hipótesis inicial, centrada en el posible parricidio y que apuntaba, por tanto, a que el hombre habría matado a su hija y después se habría suicidado queda descarta.
Los investigadores hablan ahora de un posible doble crimen, según ha avanzado 'Canal Sur'.
De otro lado, fuentes de la Subdelegación del Gobierno han señalado a Europa Press que en las próximas horas no se espera que se produzca el levantamiento del cadáver, por lo que habrá que esperar a este martes para que los cuerpos sin vida del padre y la hija pasen al Instituto Anatómico Forense de Huelva para practicarles la autopsia.
Cabe recordar que el Ayuntamiento de Almonte ha decretado dos días de luto en señal de duelo tras la celebración de un pleno extraordinario. Igualmente, el colegio de la menor ha decidido suspender este martes, a partir de las 12,00 horas, las clases para mostrar su dolor por este trágico suceso.
El equipo de psicólogos del Centro de Servicios Sociales María Zambrano del Ayuntamiento de Almonte ha atendido este lunes a los familiares de las dos víctimas mortales, un hombre de 39 años y su hija de ocho, cuyos cadáveres han sido hallados este mediodía con signos de violencia.
Los hechos, según el coordinador de la Policía Local de Almonte (Huelva), Diego Espina, habrían ocurrido sobre las 14,30 horas, cuando se recibió en la Jefatura una llamada telefónica informando de una incidencia en la calle Ballestares, en la zona del centro de salud.
Al llegar comprobaron que dos personas habían fallecido por causas no naturales, un padre y su hija. A partir de ahí, la Policía Local puso en conocimiento este hecho a las autoridades competentes.
Ante esto, ha recordado que ante esto suceso dieron aviso a las autoridades competentes y hasta la zona se han desplazado agentes de la Policía Judicial, la jueza del Juzgado número 1 de La Palma y la secretaria, forenses e incluso un equipo de Laboratorios de la Guardia Civil.
Tras no querer dar detalles sobre lo sucedido puesto que "hay que dejar trabajar a los profesionales", Espina ha pedido "cautela" por "respeto" a las familias ante este suceso y ha incidido en que "al no ser muertes naturales, deben ser investigadas".