Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Save the Children denuncia que los hospitales de Yemen se quedan sin medicamentos para niños con desnutrición

Save the Children denuncia que los hospitales en Yemen se están quedando sin suministros y el sistema sanitario está colapsado, lo que está impidiendo que los niños en situación de desnutrición extrema puedan recibir medicación a menos que las proporcionen sus padres.
El problema, alerta esta institución, es que las familias yemeníes son "tan pobres que apenas pueden permitirse los costes de combustible y transporte para llegar a los hospitales". E incluso si las familias consiguen dinero en efectivo prestado para llegar al hospital, luego no pueden permitirse los medicamentos que necesitan una vez que llegan allí.
El médico Abdullah Thabit, encargado de la sección de desnutrición del hospital materno-infantil de Al Sabeen en la capital, Saná, ha reconocido que la situación es "muy crítica" ya que cada día reciben más de tres casos de desnutrición.
"No hay suficientes habitaciones, no hay medicinas y falta personal médico. Los hospitales no pueden pagar más sueldos para traer a más médicos. El salario no es suficiente debido a que la inflación está aumentando y la comida es muy cara", ha lamentado.
Por su parte, el director general de Save the Children en Yemen, Edward Santiago, critica la situación mientras el mundo parezca "estar mirando hacia otro lado". Además, recuerda que junto a la desnutrición y enfermedades relacionadas muchos niños han muerto como consecuencia directa de la guerra y existen graves acusaciones de violaciones de los derechos humanos de todas las partes en el conflicto.
Al menos 1.188 niños han muerto y más de 1.976 han resultado heridos por los ataques aéreos y combates en tierra desde que estalló la guerra, y decenas de escuelas y hospitales han sido atacados y el reclutamiento militar de niños, incluso en primera línea, está muy extendido en el país.