Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Save The Children denuncia la desaparición de 10.000 niños refugiados en Europa en la campaña 'Unforgotten Child'

Save The Children ha lanzado a través de las redes sociales la campaña '#UnforgottenChild ¿Y si te pasara a ti?' para recordar que al menos 10.000 niños refugiados han desaparecido nada más llegar a Europa, según datos de la Oficina Europea de Policía (Europol). "Esto supone que cada hora desaparece un niño refugiado", señalan. Algunos de ellos han acabado con familiares sin que eso figure en los registros de las autoridades, pero otros se encuentran en manos de organizaciones de tráfico de personas, según los oficiales europeos.
Por ello, desde la ONG recuerdan que los niños migrantes "son muy vulnerables en estos viajes a los que se tienen que enfrentar" y piden a la Unión Europea que mejore las vías seguras y legales para solicitar asilo europeo en los países de origen o tránsito y proteger así a la infancia. "No queremos que ni un solo niño más desaparezca, esto te podría pasar a ti", afirman.
El video de la campaña muestra a una madre bañando a su hijo pequeño quién de repente desaparece. La madre, llorando y gritando el nombre del niño, le busca por toda la casa. Para Save The Children el final de la crisis de refugiados tiene solución y está directamente relacionada con la voluntad política. Por ello, proponen al Gobierno Español un plan de acción con medidas concretas y piden a los ciudadanos que firmen esta petición en su página web.
Algunas de las medidas son atajar las causas de la migración en su origen, establecer y reforzar sistemas de acogida y apoyo adecuados, mantener las operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo y crear políticas de reubicación y reasentamiento. "Los países europeos pueden y deben hacer mucho más para ofrecer refugio a la gente que necesita protección. Tienen la obligación legal, política y moral de hacerlo", concluyen.