Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Save the Children pide al Congreso aumentar la ayuda por hijo en los PGE 2017 para sacar de la pobreza a 197.951 niños

Save the Children ha planteado este jueves a los grupos parlamentarios una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de 2017 para aumentar el importe de la prestación por hijo a cargo de los 25 euros mensuales actuales hasta los 48,5 euros para sacar a 197.951 niños de la pobreza severa en España. Además, denuncian que la cifra dedicada a luchar contra la pobreza infantil en los PGE 2017 es "irrisoria".
"Las promesas electorales y el pacto de investidura nos hicieron creer que en los Presupuestos Generales la lucha contra la pobreza infantil sería una prioridad real, pero el compromiso adquirido es totalmente inaceptable --ha afirmado el director general de la ONG, Andrés Conde--. Son necesarias medidas urgentes y de impacto. Nuestra propuesta puede ser el primer paso para que la prestación por hijo a cargo realmente llegue a los niños que tanto lo necesitan".
Al acto, realizado este jueves frente a las puertas del Congreso, han acudido Meritxell Batet, Carlota Merchán y Marisol Pérez, del Grupo Socialista; Ana Belén Vázquez y Loreto Cascales, del Grupo Popular; Carles Campuzano, del Grupo Mixto; Joan Olòriz, del Grupo de Esquerra Republicana; y representantes de la Plataforma de Organizaciones de la Infancia (POI). La propuesta también cuenta con el apoyo del Grupo Unidos Podemos.
La ONG denuncia que apenas el 33,6% de los niños más vulnerables reciben la prestación por hijo a cargo y, por ello, proponen cinco escenarios progresivos para reformar esta prestación que culminaría en la salida de 530.039 niños de la pobreza relativa y 863.024 de la severa.
El primer escenario, que es el que se pide incorporar en los PGE de 2017, sería aumentar la prestación actual hasta los 48,5 euros mensuales por hijo (582 euros al año) a aquellos beneficiarios que se encuentren en pobreza severa. La ONG estima que el coste de la reforma sería de 366,73 millones de euros y sacaría a 197.951 niños de la pobreza severa.
En el siguiente paso, a los hogares en situación de pobreza severa se sumarían los hogares monoparentales, el coste aumentaría a 457, 44 millones de euros y se sacarían a 207.714 niños de la pobreza severa. En el tercer escenario, se incluirían a todos los beneficiarios en la prestación de 48,5 euros y se aumentaría a 97 euros mensuales para las familias monoparentales. En la siguiente etapa se aumentaría también a los 97 euros a las familias en pobreza extrema.
Por último, en el quinto escenario, se prevé un aumento de hasta los 100 euros mensuales así como una revisión en el cálculo de la renta familiar que permita acceder a dicha prestación. El coste total de implantar estas cinco medidas sería de 2.799 millones de euros y 530.039 niños y niñas saldrían de la pobreza relativa y 863.024 de la pobreza severa.