Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Save the Children suelta 423 globos rojos frente al Congreso para recordar a los menores ahogados en el Mediterráneo

La organización Save the Children ha soltado esta jueves 1 de septiembre frente al Congreso de los Diputados un total de 423 globos rojos para recordar a los 423 niños que se han ahogado en el Mediterráneo, cuando intentaban alcanzar Europa, coinciendo con el aniversario este viernes 2 de agosto, del fallecimiento de muerte de Aylan Kurdi.
Con este acto, la organización reclama a los grupos políticos que se comprometan, de cara a la próxima legislatura, a proteger a los niños refugiados para que puedan llegar a Europa.
De este modo, la organización ha dispuesto los 423 globos rojos delante de la fachada del hemiciclo y como símbolo de los supervivientes, Mohammed y Said, dos hermanos sirios que llegaron a Getafe (Madrid) tras cruzar el Mediterráneo han sujetado una pancarta con un el lema 'Yo sobreviví, otros 423 niños no'.
Ambos hermanos llegaron junto a su padre Osama Abdul Mohsen, el refugiado al que le hizo una zancadilla una periodista en Hungría. Según comenta Mohammed, el viaje fue "horrible", ya que se quedaron sin agua potable y solo tenian patatas para comer. Igualmente, echan en falta a su madre y a sus dos hermanos, que permanecen en Turquía.
En este sentido, la organización ha avisado de que el número de niños inmigrantes y refugiados que llegan a Europa ha ido creciendo en los últimos meses y actualmente representa un 40 por ciento de las personas que cruzan el Mediterráneo. Del mismo modo, explica que el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía en materia de refugiados no ha frenado su llegada a las costas griegas.
"Los niños refugiados tienen muy pocas vías legales para buscar protección en Europa. Si existieran canales para que los refugiados pudieran llegar de una manera segura, se evitaría que los menores intenten sustraerse al control de las autoridades desapareciendo en los circuitos irregulares", ha asegurado el director general de Save the Children, Andrés Conde.
Por esta razón, la ONG ha exigido al gobierno español "que lidere un cambio de políticas" y ha elaborado una petición con el nombre 'No más muertes de niños tratando de llegar a nuestras fronteras' que ya ha recogido más de 100.000 firmas.
Entre las medidas, pide que se cumplan los compromisos asumidos por España ante la Unión Europea en materia de reubicación de personas refugiadas desde Grecia e Italia de manera "rápida y efectiva"; incrementar el número de plazas para refugiados con el objetivo de asentar al 10% los sirios desplazados a finales de año y priorizar la reunificación familiar como medida para evitar que los niños caigan en manos de redes de tráfico y trata de personas.
Finalmente, Save the Children ha pedido que los procedimientos "deben agilizarse" para que los expedientes se resuelvan con la mayor brevedad, especialmente en casos de emergencia. De la misma manera, solicita que los criterios para la reunificación familiar deberían "flexibilizarse" para hacer prevalecer el interés del menos sobre las consideraciones económicas.