Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sasha Laxton, el niño que decidió su sexo

Sus padres no revelaron su sexo a la espera de que fuera él mismo el que lo decidiese

Beck Laxton y Kieran Cooper querían que su retoño fuera el que decidiera si quería ser niño o niña. Estos padres mantuvieron durante cinco años en secreto el sexo de Sasha Laxton, a la espera de que él mismo eligiera lo que quería ser. Así, según han explicado, durante este tiempo lo han educado en el 'género neutro' para no crearle ningún estereotipo que lo condicionara. Ahora, han publicado un vídeo en Internet donde hijo y padres critican las 'tontas' diferencias que se intentan crear entre niños y niñas.
Desde que nació, sus padres tuvieron claro que Sasha Laxton sería el que decidiría qué quería ser.
Así, según publican algunos diarios como el Daily Mail, Beck Laxton y Kieran Cooper educaron a su retoño en el 'género neutro' para que vistiera y viviera como él quisiera.
"Queríamos evitar todo esterotipo", tal y como aseguran los orgullosos padres.
De esta manera, no fue hasta que el menor tuvo cinco años cuando revelaron su sexo, al tener que inscribirlo en la escuela.
Hasta entonces, Sasha vestía indistintamente ropa de niño y de niña y jugaba con juegos propios de niños y con juguetes propios de niñas.
Ahora, los padres han colgado un vídeo en Internet en el que critican las 'tontas' diferencias que se intentan crear entre niños y niñas en sus primeros años de vida.
En el vídeo, de 90 segundos, se ve cómo la madre pregunta a Sasha si cree que existen diferencias entre sexos y el menor responde con un rotundo 'No'. Además, ambos se ríen sobre la preferencia de colores para niñas y niños.
"¿Qué te dice la gente sobre los colores?", le pregunta la madre a lo que Sasha responde: "Rosa y amarillo son colores de niña, azul y verde son colores de niño. Creo que eso es una tontería".