Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una avería impide a los buzos concluir el boquete en el casco del 'Santa Ana'

Rescate en el 'Santa Ana'EFE

Los buzos de Salvamento Marítimo que durante esta jornada trataban de hacer un hueco a la altura de proa del casco del pesquero 'Santa Ana', hundido desde el pasado lunes en las proximidades del Cabo Peñas, han tenido que suspender la operación por una avería en la lanza térmica, según han informado fuentes oficiales.

El percance sucedió a última hora de la tarde y ha llevado a los buzos a intentar una última inmersión para intentar entrar al pesquero por la zona del puente de mando donde consideran más probable que estén los cuerpos de los marineros que aún quedan por recuperar.
Por este motivo la rueda de prensa para dar cuenta de los últimos avances de la operación de rescate que estaba prevista paras las 20.00 horas ha tenido que retrasarse.
Desde primera hora de este domingo los buzos de Salvamento Marítimo han trabajado en la zona de los cinco camarotes y las salas próximas a proa a fin de crear un boquete en el casco del buque por el que expulsar los enseres de gran tamaño que se encuentran en el interior a fin de agilizar las labores de rescate. Estaba previsto que esta labor finalizase esta tarde, pero el percance sufrido ha hecho imposible acabar la tarea.
De momento los buzos de la Guardia Civil ya han buscado, y revisado, cuatro camarotes y pasillos, y han podido confirmar que ahí no se encuentran los cuerpos de los cuatro marineros desaparecidos. Confían en que se encuentren cerca de proa, la más cercana a la superficie -el barco está en posición vertical- y donde este sábado se encontró el de Suherman Hasan. También se está inspeccionando la sala de máquinas.
Los buzos buscan los cuerpos del indonesio Wasito, del portugués Víctor José Farinhas, el gallego Manuel María Tajes y el asturiano Marcos del Agua Chacón, alumno en prácticas de la Escuela Náutica de Gijón. Ha habido un único superviviente. Ha habido un único superviviente en este hundimiento y se han recuperado cuatro cuerpos.