Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los requisitos que deberán cumplir los sin papeles para ser atendidos en el ambulatorio

Los inmigrantes en situación irregular en España deberán cumplir con una serie de requisitos para tener acceso a la Atención Primaria como ha anunciado el Ministerio de Sanidad. Los inmigrantes sin papeles deberán llevar un tiempo mínimo empadronados -aún por definir- y solo serán atendidos en su comunidad autónoma. Recibirán documentación para ser atendidos por el plazo de un año, aunque podrá renovarse.

Los inmigrantes sin papeles no podrán tener condición de asegurado o beneficiario, no podrán exportar el derecho de asistencia a su país de origen, ni tener más de 100.000 euros de renta. Además tendrán que llevar un mínimo de tiempo –aún por determinar- empadronados y solo serán atendidos en su comunidad autónoma por un período de un año, renovable.

El objetivo del programa de asistencia sanitaria para inmigrantes irregulares, que debe recibir el visto bueno de las comunidades, es que los sin papeles tengan derecho a la asignación de profesionales en el ámbito de la Atención Primaria y poder recibir diagnósticos, prevención y tratamientos básicos, "todo ello según la pauta de un médico de Atención Primaria y en el marco de la cartera básica de Servicios", según ha relatado el secretario general de Sanidad, Rubén Moreno,
"Se trata de que la puerta de entrada al sistema no sean las urgencias sino la Atención Primaria", ha explicado el número dos del departamento de Alfonso Alonso, que aclara que si el médico de familia lo considera oportuno podría derivarlo a un especialista, si bien "muchos de los temas podrán resolverse en la Atención Primaria".

Para ello, en principio Sanidad pretende que sea necesario pedir cita con el trabajador social del centro de salud para que les emita un documento de inclusión en dicho programa, que tendrá validez de un año y será renovable.

No obstante, ha reconocido Moreno, el objetivo es que esta condición no se prolongue ya que "lo importante es que estas personas regularicen su situación y consigan su trabajo, la irregularidad es fuente de enormes agravios".

No supone un cambio de la reforma de Mato
"No implica un cambio normativo de la reforma, lo que hace es mejorarla", ha aclarado Moreno, que cree que supondrá una mejora para la atención de este colectivo y también del sistema.
La idea de Sanidad es debatirlo con las comunidades y poder llevarlo para su aprobación al próximo Consejo Interterritorial, que ya no será hasta después de las elecciones autonómicas de mayo. No obstante, al no necesitar ningún desarrollo normativo podría entrar en vigor desde ese visto bueno.