Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentran a un hombre crucificado en una ciudad de México

Encuentran a un hombre crucificado en Méxicocuatro.com

Un joven fue encontrado envuelto en cinta de embalar y en posición de crucifixión en plena vía pública en la ciudad de San Francisco, en Córdoba, México. Llevaba un cartel con una leyenda que decía ‘No robarás’, por eso algunos indican que un grupo de vecinos lo habría expuesto a esa situación a modo de castigo. Sin embargo, el joven ha declarado que fuer la policía quien le dio una paliza y le crucificó, pero tiene miedo de identificar a los responsables.

Según el portal local ‘La Voz De San Justo’, citado por InfoNews, el joven, de 27 años, reside en la ciudad de Frontera y ha sido identificado como Víctor Robledo. Tras ser hallado por personal del Comando de Acción Preventiva (CAP), Robledo fue trasladado al Hospital ‘J. B. Iturraspe’, donde constataron que presentaba un cuadro de hipotermia y ninguna lesión externa.
“Realmente impresionaba ver cómo lo habían embalado, parecía una momia, solo tenía descubierto la zona de la nariz y la boca”, relató un vecino en el lugar del hecho.
Robledo tiene miedo de hablar y de identificar a los policías que le propinaron la paliza, señala InfoNews. "Lo que hicieron no tiene moral ni nada. No sirve. Quiere decir que un ser humano que trabaja no vale de nada para la Justicia", declaró en una entrevista radial.
El joven había estado detenido en la ciudad de Frontera, en Santa Fe, y denunció que fueron los mismos policías los que lo trasladaron a Córdoba, lo golpearon y lo ataron.
"Todo lo que dije está asentado en la comisaría. No puedo decir mucho más. Lo que sí te puedo decir es que tengo miedo por mi familia, de que le pueda pasar algo el día de mañana y nadie me da garantías de nada", dijo en la entrevista. Y agregó: "voy a salir caminando a ver si no me choca un auto para que no me caguen a palos después".
Sobre los motivos de su detención, Robledo dijo que fue "por nada. Me llevaron de mi casa cuando me levanto a las 7 de la mañana. Habían dicho que yo había forcejeado con alguien a la noche. Nada que ver. Yo estaba con mi familia. Me tuvieron todo el día encerrado. Cuando me largan y se cagaban de risa. De las 7 de la mañana a las 2 de la mañana me tuvieron encerrado por nada. Ellos mismos me sacaron y me dejaron en ese lugar donde me pegaron. Los patrulleros de San Francisco me llevaron al hospital. Se portaron muy bien conmigo". Robledo está casado  y con hijos. El joven pide protección judicial para volver a su provincia.