Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La adicción a los chicles lleva a la muerte a una joven de 19 años

Samantha Jenkins,cuatro.com

La goma de mascar pudo jugar un papel importante en la muerte de Samantha Jenkins, una joven de 19 años de Llanelli, en Gales. La chica tenía tan bajos niveles de calcio, magnesio, sodio y potasio, que cayó en coma. Las investigaciones ahora han señalado el excesivo consumo de chicles como la causa más probable de su fallecimiento.

Samantha Jenkins murió en 2011 después de pasar cuatro días en coma en un hospital de Gales, según publicó la BBC.
El patólogo Paul Griffiths explicó que Jenkins tenía muy bajos niveles de calcio, magnesio, sodio y potasio, probablemente provocado por la mala absorción en su estómago, que le causaba su excesiva afición a mascar chicle.
La muerte ocurrió cuando la joven sufrió convulsiones a consecuencia del desequilibrio de estos minerales en su organismo.
"El consumo excesivo de goma de mascar puede haber jugado un papel en la inducción de esta falta de minerales o el agotamiento de estos", explicó el experto.
La madre de la joven ha contado que tras la muerte repentina de su hija encontró entre sus cosas muchos paquetes de chicles y decidió confíarselo a los médicos, aunque dudó en un principio de que esto tuviera algo que ver con el fallecimiento.
Solo, que estos estaban tan desconcertados con la muerte de Jenkins que al final lo hizo.
"No tenía idea alguna de que se estaba matando lentamente a sí misma."