Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se gana el odio de medio mundo publicando fotos de su temporada de caza

Llegan en sus avionetas privadas desde todo el mundo sedientos de aventuras en África. En los safaris de lujo se encargan de que nada falle y casi les sirven su presa en bandeja. Como colofón: el macabro posado con su trofeo. Es lo que hizo hace unas horas la estadounidense Sabrina Corgatelli. Muy satisfecha posa con la jirafa que acaba de matar al tiempo que aseguraba en su página de Facebook que ni siquiera se había estropeado la manicura. De paso, actualizó otras fotos de su temporada de caza en Suráfrica y a medida que las subía a Internet, aumentaba la indignación.